Menú principal Ver contenido

Programas Especiales

8. ‘MeToo’ explota en muchos ámbitos de la sociedad surcoreana

2018-12-31



El movimiento MeToo sacudió la sociedad surcoreana durante este año, al igual que en muchas partes del mundo. En el caso de Corea, lo que encendió una mecha que pronto se volvió viral, fueron las denuncias de una fiscal sobre los abusos sexuales cometidos dentro del Ministerio Público.
A partir de entonces, el MeToo se expandió a otros sectores como el literario, donde la poeta Choi Young Mi denunció a Ko Un, uno de los más reputados poetas de la literatura coreana, por acoso sexual. De este modo, Ko Un, aludido todos los años como candidato a Nobel de Literatura, perdió su prestigio. Igual suerte corrió el director de teatro Lee Yoon Taek, que incluso fue detenido e imputado por cometer actos de violencia sexual contra actrices o integrantes de su propia compañía.



En el mundo del entretenimiento también adquirió fuerza la campaña MeToo, siendo denunciadas varias personalidades de renombre, como el director de cine Kim Ki Duk, y los actores Cho Jae Hyun y Cho Min Ki, quien se suicidó al verse envuelto en una investigación policial sobre la sospecha de haber incurrido en constantes abusos sexuales.
En el ámbito político, el ex gobernador de Chungcheong del Sur Ahn Hee Jung fue acusado por su asistente de haberla violado en repetidas ocasiones, acusación que le obligó a dimitir de su cargo y a interrumpir completamente sus actividades políticas, pese a despuntar como posible candidato a las próximas presidenciales.
El movimiento MeToo, tras aterrizar y mantenerse con fuerza en Corea, guarda un enorme significado porque sacó a relieve la misoginia y el menosprecio hacia la mujer, latentes en la sociedad surcoreana, además de sensibilizar a los ciudadanos sobre los riesgos de la violencia sexual y la indiferencia al respecto. No obstante, en este proceso sucedió algo lamentable y algunas de las personas que valientemente alzaron sus voces para denunciar abusos sexuales, sufrieron una segunda oleada de violencia al ser miradas con desdén por otros o acusadas de difamación. Asimismo, el MeToo desató, como efecto secundario, una fuerte rivalidad entre hombres y mujeres, marcada o bien por una misoginia extrema o bien por una excesiva misandria.


Photo : Yonhap News, KBS News

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >