Menú principal Ver contenido

Incendios en coches BMW y la “ley limón”

#Destacados l 2018-08-05

Noticias

ⓒ KBS News

La firma automotriz BMW dio a conocer que retirará unos 106.000 coches del mercado surcoreano ante los defectos encontrados en 42 de sus modelos, señalados como la causa de los incendios producidos recientemente en Corea en vehículos de esa marca. Sin embargo, el anuncio no fue suficiente para calmar la situación y el descontento de los consumidores al producirse incendios adicionales. La automotriz presentó entonces una serie de medidas de apoyo al consumidor. 

Primeramente, BMW Korea -subsidiaria de la automotriz alemana BMW- anticipó el 1 de agosto que durante el periodo de chequeos de seguridad urgentes que se realizarán simultáneamente junto con la retirada de los modelos defectuosos del mercado, si los clientes lo desean, les ofrecerá coches alquilados gratuitamente. 

En cuanto a los coches a ser retirados por la firma voluntariamente del mercado, éstos totalizan las 106.317 unidades e incluyen 42 modelos diferentes, entre ellos el sedán BMW 520d. 

Cabe saber que durante ocho meses, desde diciembre de 2017 hasta julio de 2018, unos 30 coches de dicha marca se incendiaron e incluso estos accidentes continuaron el 29 y el 30 de julio, poco después de que BMW Korea anunciara el día 26 que retiraría parte considerable de sus vehículos del mercado surcoreano. Sobre los incendios, varios conductores declararon que el fuego comenzó en la parte del motor mientras el coche estaba en movimiento. 

Al respecto, la automotriz explicó que la causa de los incendios son los fallos encontrados en el sistema de recirculación de gases de escape o EGR, instalado en el motor. Su función es recircular parte de los gases de escape del automóvil por la válvula de admisión para reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno de los vehículos diésel. Algo curioso es que este mismo sistema opera en la mayoría de los coches diésel en el mundo, pero nunca hasta ahora hubo casos de incendio producido por fallos en él. De ahí que surgen sospechas en Corea de que el problema no es tanto el sistema de recirculación de gases de escape sino el software que lo controla, o también que la automotriz pudo haber usado otro repuesto para los coches a distribuir en el mercado surcoreano.

Dicho esto, es foco de atención ahora mismo la Ley sobre mantenimiento de coches, la cual entrará en vigor en enero de 2019 y que vendría a ser el equivalente coreano de la llamada “ley limón” de Estados Unidos, referida como “el ángel de la guarda del comprador” ante coches defectuosos. Lo que hará la nueva ley, cuya próxima promulgación adelantó el Ministerio de Territorio, Infraestructura y Transporte el 31 de julio, es establecer más detalladamente y con mayor precisión las condiciones para que el consumidor exija un cambio o un reembolso y regular los procesos de mediación y arbitraje entre el vendedor/productor y el comprador para tales operaciones. Por ejemplo, si el comprador detecta en un coche nuevo que adquirió fallos graves en dos ocasiones o fallos ordinarios tres veces después de la compra, podrá pedir un cambio o la devolución de su dinero a través de un proceso de mediación a cargo de un comité sobre seguridad y averías en automóviles constituido por expertos en derecho, mecánica y protección del consumidor. 

Contenidos recomendados