Menú principal Ver contenido

Seo Young Eun: “Tú que estás tan lejos”

#Páginas y Autores l 2018-09-11

Páginas y Autores

ⓒ Getty Images Bank


Los guantes se habían encogido y la lana se había apelmazado por los continuos lavados, de modo que tuvo que presionar con fuerza entre los dedos para que le cupieran. Eran de lana multicolor y habían estado de moda hace algunos años, pero salvo ella, ya nadie los usaba. Pero no solo los guantes estaban viejos y pasados de moda. También el tapado con los bordes de las mangas gastados a más no poder, los zapatos bajos que usaba todo el año sin importar la estación, los pantalones anchos y cortos de color gris que dejaban ver sus tobillos, los calcetines toscos y llenos de bolitas... La apariencia de Moonja y que fuera una solterona casi de cuarenta inspiraban lástima a cualquiera.


몇 년전 이미 한 차례 유행이 지나간 알록달록한 털장갑을

여태 끼고 다니는 사람은 그녀 주위에 아무도 없었다.

장갑만 구식인 게 아니었다.

소매 끝이 날깃날깃 닳아 빠진 외투며,

통은 넓고 기장은 짧아 발목이 껑충해 보이는 쥐똥색 바지,

보푸라기가 한 켜나 앉은 투박한 양말.

문자의 이런 차림새는 사십 고개를 바라보면서

노처녀로 알려진 그녀의 입장을 더 한층 측은해 보이게 했다.



Entrevista a la crítico de literatura Jeong So Yeong:

Si pensamos que Moonja es una mujer corriente, es difícil comprender su comportamiento. La gente que la rodea es prejuiciosa y la margina, incluso se aprovecha de ella. Como Hansu, son gente materialista y egoísta. Sin embargo, en vez de evitarlos Moonsu se deja avasallar por ellos. Su deseo es convertirse en una especie de penitente que conserva puro su espíritu, a pesar de la corrupción que la rodea. 



Moonja mantiene una relación con un hombre llamado Hansu desde hace diez años. Se trata de un hombre casado y con dos hijos.



Moonja sacó el dinero de su bolso y se lo tendió a Hansu. Este lo tomó y, apagando el cigarrillo sobre un diario, se levantó de un salto.

-Ya casi está lista la cena... –atinó a decir ella.

-¿Sabes qué hora es? ¡Qué cena ni qué ocho cuartos! Tengo que irme.

Cada vez que comprobaba el carácter brusco y egoísta de Hansu, Moonja lloraba por dentro mientras sonreía por fuera.

Mientras él se abrochaba el abrigo, ella salió de la habitación para dar vuelta los zapatos y separarlos un poco, de modo que él pudiera calzárselos con facilidad.

Hansu sabía que ella le esperaba para despedirse, pero pasó de largo y bajó pesadamente los escalones hacia la calle.


문자는 가방에서 돈을 꺼내 그에게 내밀었다.

그는 돈을 받는 즉시 담배를 신문지 귀퉁이에 눌러 끄고 벌떡 일어났다.

“저녁 다 됐어요” 

“지금 몇 신데 저녁 타령이야. 다 늦게 들어와 가지구“ 

순간순간 그의 모질고 이기적인 성격을 엿볼 때마다 

문자는 맘속으로 울고 입술로는 웃었다.

그가 단추를 채우는 동안 문자는 먼저 부엌으로 나와서

그가 신기 좋게 구두를 가지런히, 그리고 약간 벌려 놓아 주었다.


한수는 문자가 문밖에서 배웅하고 있다는 걸 알면서도

곧장 뚜걱뚜걱 계단 아래로 내려갔다.



Moonja se quedó mirando cómo la silueta de Hansu se alejaba de su vista. En ese momento él dejó de ser un hombre para convertirse en una antorcha de Dios alejándose hacia las alturas, para provocarle un sufrimiento y una agonía mayor. Viéndole distanciarse cada vez más, su cuerpo tremoló al viento como la crin de un caballo, anhelante de aproximarse a esa meta extrema. 




Autora:

Seo Young Eun nació en 1943 en Gangneung, provincia de Gangwondo. Debutó como escritora en 1968. En 1983 publicó en la revista “Literatura coreana” su cuento “Tú que estás tan lejos” y ese mismo año ganó el Premio Literario Yi Sang.

Contenidos recomendados