Menú principal Ver contenido

El Día de la Fundación de Corea y la música ceremonial de Jongmyo

#Al son de Corea l 2018-10-03

Al son de Corea


Muchos países y pueblos antiguos tienen una historia que explica sus orígenes. Ese comienzo se remonta a miles de años, al tiempo en que la gente que vivía diseminada y por su cuenta decide unirse y formar una comunidad regulada con un orden propio. Como entonces no contaban con una escritura para registrar los hechos, transmitían esa experiencia oralmente a través de generaciones. Con el correr del tiempo la historia fue tomando tintes cada vez más misteriosos y fantásticos, convirtiéndose en lo que conocemos hoy en día como mitos. Estos mitos están llenos de elementos irracionales que no parecen tener ninguna relación con la realidad, pero cuentan el modo en que se fundó un pueblo en clave simbólica. Corea también tiene un mito fundacional que guarda el orgullo que sienten los coreanos por sus orígenes. Es el mito de la fundación de Gojoseon, el primer Estado coreano, que realizó Dangun hace 4351 años. Hoy precisamente 3 de octubre se conmemora ese hecho bajo el nombre de Gaecheonjeol, el día en que se abrió el cielo y surgió la nación coreana. 

“Sujecheon” - Orquesta de Música Cortesana del Centro Nacional de Gugak


“Sujecheon” significa “la vida es paralela al cielo” y es una música para pedir larga vida y prosperidad que nació hace 1.400 años en el reino de Baekje. Si hubo un rey en el período Joseon que se preocupaba sinceramente por el bienestar de su pueblo fue el Gran Rey Sejong. Además de ordenar la creación de la escritura alfabética hangeul, que permitió que la gente común que no podía leer ni escribir con los difíciles caracteres chinos pudiera expresar sus ideas y peticiones por escrito, el rey Sejong compuso una pieza musical para disfrutar con el pueblo que llamó “Yeominrak여민락”. Puede que muchos piensen que esta pieza no fue compuesta por el rey sino que fue encargada a los músicos de la corte. Sin embargo, se sabe por los documentos históricos que el rey Sejong tenía un gran talento y oído musical. En los Anales del rey Sejong, se puede leer lo siguiente en el apartado que corresponde al mes de diciembre de su trigésimo primer año de reinado: “El rey es tan versado en música que él mismo compone todas las nuevas tonadas. Pasa las noches ideando música golpeando un palo contra el suelo”. Incluso es sabido que compuso la música ceremonial del santuario Jongmyo, que fue declarada como Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad por la UNESCO.

Fragmentos del Jeondaeeob de la música ceremonial de Jongmyo - Orquesta de Música Cortesana del Centro Nacional de Gugak


La música ceremonial del santuario Jongmyo se compone de dos partes: botaepyeong보태평, que alaba las virtudes de estudio y erudición de los antiguos reyes de la dinastía Joseon, y jeongdaeeop 정대업, que exalta sus logros militares. En los primeros años del período Joseon se interpretaba música de origen chino en los oficios que se realizaban en memoria de los antiguos reyes de la dinastía, pero el Gran Rey Sejong pensó que hacía falta una música ceremonial autóctona y la compuso de principio a fin. Sin embargo, no logró que fuera adoptada durante su reinado ante la fuerte oposición de los ministros de la corte, pero sí lo hizo su hijo el rey Sejo, quien instauró esta nueva música con algunas modificaciones, cumpliendo el deseo de su padre. El Gran Rey Sejong también dio un gran valor a la música popular porque consideraba que era la forma de expresión más sincera de sus súbditos y ordenó que los funcionarios locales documentaran las canciones folklóricas con las que se solazaba el pueblo llano.

“Arirang de Gangwondo” - Yido

Contenidos recomendados