Menú principal Ver contenido

Fin de la era de tipos de interés cero

#Destacados l 2018-10-07

Noticias

ⓒYONHAP News

El tipo de referencia ya supera el 1% en las naciones desarrolladas, incluyendo Estados Unidos. De este modo, se da por finalizada la era de las tasas cero, que surgió tras la crisis financiera global de 2008 y se ha mantenido durante casi diez años como medida de reactivación económica.

Al respecto, la agencia Bloomberg informó el 2 de octubre que los tipos de referencia de los bancos centrales de los principales países desarrollados, según la consultora JPMorgan Chase, sobrepasó el 1% en promedio, llegando a su fin la política de tasas de interés cero aplicada en muchas economías para recortar los tipos hasta los niveles más bajos e impulsar la llamada flexibilización cuantitativa, que no es otra cosa que ampliar la liquidez monetaria en el mercado. Esta medida proliferó a nivel planetario desde que hace una década el colapso de Lehman Brothers Holdings empujara a la economía mundial a una espiral de recesión. Dicho esto, el retorno de las tasas de interés a niveles por encima del 1% subraya el camino gradual tomado por los bancos centrales de todo el mundo para alejarse de esa medida de emergencia que adoptaron ante la crisis financiera global de 2008; mientras se pronostica que las tasas de interés serán revisadas al alza próximamente en aquellos lugares donde todavía permanecen a casi cero, como Japón y la zona euro.

Ante esta situación, las economías emergentes también han optado por seguir los pasos de las naciones desarrolladas que elevaron los tipos. Por ejemplo el Banco de Indonesia aumentó el 26 de septiembre la tasa de recompra inversa de siete días del 5,5% al 5,75%, inmediatamente después del último incremento efectuado por la Reserva Federal de Estados Unidos sobre su tipo de referencia. Lo que motivó tal decisión del banco central indonesio fueron los síntomas de una posible fuga de capitales de su mercado financiero, así como indicios de una depreciación de su moneda. Así desde el 17 de mayo, el Banco de Indonesia ha subido el tipo de referencia en cinco ocasiones, con un ascenso total de 1,5 puntos porcentuales.

Está claro a estas alturas que la tendencia internacional es elevar las tasas de interés y en este contexto el Banco de Corea tiene un profundo dilema entre subir los tipos o mantenerlos, máxime considerando que su tipo de referencia es inferior al de Estados Unidos. En teoría, esta no es una situación favorable para la economía nacional, si bien todavía el impacto de esa brecha de intereses no se ha hecho sentir en el mercado financiero surcoreano. Sin embargo, la preocupación por una fuga masiva de capitales podría no ser una mera hipótesis, sobre todo al considerar que la Reserva Federal procederá a una subida adicional de tipos en diciembre. El problema es que la coyuntura económica actual de Corea del Sur tampoco lo pone fácil al banco central, pues diversos factores complican la decisión de aumentar las tasas de interés. Así, la incertidumbre interna impera en indicadores como el desempleo, el ralentizado ritmo de crecimiento económico, la contracción de las inversiones empresariales y la pérdida de la vitalidad del mercado. Con este panorama, subir los tipos podría inhibir más las inversiones y asfixiar más a los hogares endeudados, mientras que la creciente deuda familiar en el país supone una bomba de tiempo que podría explotar en cualquier momento.

Contenidos recomendados