Menú principal Ver contenido

Las colaboraciones musicales de música tradicional y jazz

#Al son de Corea l 2018-10-31

Al son de Corea


A fines del siglo XIX y principios del XX, cuando en Corea el pansori estaba en su apogeo y era amado tanto por la gente común como por la realeza, y se creaba el sanjo, que son piezas instrumentales improvisadas y de estilo libre, aparecía un género musical nuevo entre los descendientes de africanos que vivían en Nueva Orléans, al sur de los EE.UU. Conocido al principio como “ragtime” o simplemente “rag”, tomó el nombre de “jazz” en los años 1910. Si bien es difícil definir el jazz en pocas palabras, se puede decir que es una música libre que se basa enteramente en el sentido musical y la expresividad de los músicos. En este sentido, el jazz tiene muchos puntos de contacto con la música tradicional coreana o gugak. De hecho, muchos músicos de gugak y de jazz han hecho colaboraciones y han creado una gran gama de interesantes piezas musicales. La primera experiencia de este tipo fue realizada por la Banda de Samulnori de Kim Duk Soo y el grupo de jazz Red Sun Band. Las dos bandas se encontraron en Alemania en un festival de música a fines de los años 1980 e improvisaron un concierto. También compusieron varias piezas musicales basadas en melodías coreanas.

“La historia de una liebre” – Voces de Ahn Sook Sun y Linda Sharrock (vocalista de Red Sun Band) con Kim Duk Soo en el janggu


Cuando la cultura occidental inundó Corea después de la liberación del país a mediados del siglo XX, la música tradicional se convirtió en un símbolo del pasado y comenzó a declinar rápidamente. A pesar de ello, los músicos de gugak han hecho continuos esfuerzos para abrir nuevos caminos. Uno de los frutos de ese esfuerzo es el “samulnori”, una nueva forma de espectáculo que deriva de la música campesina. Fue este género el que se combinó con el jazz para insuflar nueva vida a la música tradicional. Otro grupo de jazz que siguió los pasos de Red Sun Band fue Saltacello. Esta banda alemana de jazz empezó a componer música basada en las canciones folklóricas coreanas con vistas a un concierto que dieron en Corea a fines de los años 1990. Hasta grabaron un álbum para homenajear al maratonista Sohn Kee Chung손기정, que ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936 cuando Corea estaba bajo la dominación japonesa.

“Arirang de Gangwondo” - Saltacello


Hay una banda de jazz coreana que se llama Prelude, “preludio”. El grupo fue formado en 2003 por estudiantes coreanos del Berklee College of Music. Se hizo popular entre los amantes de la música tradicional cuando, en colaboración con el cantante de gugak Jeon Yeong-rang전영랑, publicaron el álbum “Fly”, “Vuela”, donde dieron a conocer sus interpretaciones de varias canciones folklóricas. El año pasado el cuarteto de jazz grabó el álbum “Hombre coreano” con Lee Hee Moon de la banda Ssing Ssing, famosa por sus originales interpretaciones de música folklórica. Este tipo de música de fusión despierta dos reacciones. Algunos la consideran una música original que acerca a las generaciones jóvenes a la música tradicional, mientras que otros la ven como una música extraña que arruina el legado musical del país. ¿Sobrevivirán estas nuevas tentativas musicales? Solo el tiempo lo dirá.

“Nanbongga” - Lee Hee Moon y la banda de jazz Prelude

Contenidos recomendados