Menú principal Ver contenido

EEUU aumenta las sanciones contra Corea del Norte

#Destacados l 2018-12-02

Noticias

ⓒYONHAP News

Estados Unidos está decidido a mantener o incluso endurecer el bloqueo económico-comercial a Corea del Norte y lo último que hizo en esta línea fue imponer más estrictamente el “boicot secundario”, que consiste en aplicar medidas restrictivas a particulares o entidades de aquellas naciones que rodean a la península coreana, como Rusia, China y Japón, si comercian con Corea del Norte o están implicadas en alguna actividad ilegal de ese país.

En este ambiente, esta semana el Departamento de Justicia de Washington presentó una demanda ante los tribunales federales de Estados Unidos para solicitar la confiscación de fondos de una empresa singapurense y otras dos chinas involucradas en el lavado de dinero del régimen de Pyongyang. Detalló que esas entidades participaron en dicha operación ilícita a través del comercio de petróleo y carbón y facilitando el acceso de Corea del Norte al sistema financiero estadounidense. No obstante, lo más llamativo es que Estados Unidos no se limita ahora a investigar y sancionar a entidades de China y Rusia, que mantienen tradicionalmente una relación cercana con Corea del Norte, sino también a empresas de Japón, que es su propio aliado. De hecho, el diario The New York Times informó hace poco que la administración de Washington investiga en estos momentos por su presunta implicación en el lavado de dinero de Pyongyang al mayor grupo financiero de Japón, el UFJ Financial Group de Mitsubishi.

Obviamente, el propósito del Gobierno estadounidense es presionar aún más a Kim Jong Un y a su régimen para disfrutar de una posición de mayor ventaja en las negociaciones nucleares. Es que la Administración Trump está más que segura de que fue su táctica de presión fue lo que obligó a Corea del Norte a abrirse al diálogo y a aceptar la desnuclearización. Sin embargo, lo cierto es que el panorama actual marcado por el estancamiento de las conversaciones entre Pyongyang y Washington no le da mucha razón. Y la predicción que se puede hacer a estas alturas, aunque con mucha cautela, es que las negociaciones nucleares permanecerán en punto muerto por algún tiempo más, mientras sigue el tira y afloja entre Estados Unidos, que no piensa flexibilizar las sanciones, y Corea del Norte, que insiste en que por su parte dio pasos decisivos para el desarme nuclear y por ende merece recibir algo a cambio, como por ejemplo la retirada del bloqueo económico-comercial.


Contenidos recomendados