Menú principal Ver contenido

Corea se cerca al desarrollo de un cohete espacial propio

#Destacados l 2018-12-02

Noticias

ⓒKBS News

Corea del Sur llevó a cabo exitosamente el 28 de noviembre el lanzamiento de un motor cohete de prueba, indispensable en el desarrollo del vehículo espacial Nuri, fabricado al cien por cien con tecnología nacional. Así, el país ha dado un paso importante a su meta de convertirse en una potencia aeroespacial.

El lanzamiento se efectuó a las 3:59 de la tarde y la combustión se mantuvo durante 151 segundos, superando el objetivo propuesto inicialmente de 140 segundos. El motor cohete usado para la prueba esta vez es el que corresponde a la segunda etapa del Nuri, diseñado como un cohete de tres etapas. Mide 25,8 metros de largo, presenta un diámetro máximo de 2,6 metros y pesa 52,1 toneladas, siendo un propulsor de combustible líquido. En el reciente ensayo alcanzó una altura de 209 kilómetros y un tiempo de vuelo de aproximadamente 10 minutos. Estos datos confirman el éxito del lanzamiento.

En realidad, la prueba del motor cohete para Nuri se dilató unos 10 meses, periodo en el que el Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea -o KARI por su acrónimo en inglés- se concentró en solucionar los problemas técnicos, algo que no fue fácil dado que todo lo tuvo que resolver por cuenta propia sin ayuda externa, pues las tecnologías relacionadas con el motor cohete son fundamentales para el desarrollo de vehículos espaciales, y por ende las naciones que las poseen no las comparten con nadie manteniendo la máxima confidencialidad. Dicho esto, la mayores complicaciones fueron la inestabilidad en la combustión y la soldadura del tanque de combustible, por las cuales los científicos se vieron obligados a cambiar el diseño del motor más de 20 veces. Incluso realizaron hasta 100 ensayos de combustión sobre la tierra para asegurar la fiabilidad.

Cabe recordar que ya en enero de 2013, Corea del Sur lanzó con éxito un primer cohete Naro. Sin embargo, en esa ocasión el vehículo espacial tuvo en su primera etapa un motor fabricado por Rusia. La diferencia ahora es que todos los componentes están siendo desarrollados por Corea, y si el país logra tanto construir un cohete espacial con tecnología nacional como lanzarlo, será capaz de poner en órbita por cuenta propia satélites de 1,5 toneladas, en concreto en la órbita baja terrestre a entre 600 y 800 kilómetros de altura. Corea del Sur es ya un país mundialmente reconocido por su sofisticado nivel tecnológico en fabricación de satélites artificiales y, considerando esto, sobra decir que el desarrollo de un cohete propio impulsará aún más su industria aeroespacial.

El Nuri está diseñado como un cohete de tres etapas: la primera cuenta con un sistema propulsor de cuatro motores de combustible líquido de 75 toneladas, la segunda con un propulsor de combustible líquido de 75 toneladas y la tercera con otro de 7 toneladas. Tiene un largo de 47,2 metros y un diámetro máximo de 3,5 metros. Su lanzamiento está previsto para el año 2021 y es posible afirmar que el mayor obstáculo fue superado esta vez con el éxito del ensayo del motor cohete. No obstante, quedan todavía otras tareas igual de importantes como el establecimiento del modelo de ingeniería de software para la primera etapa del Nuri y el modelo de calificación de la tercera etapa, además de la producción de una nueva plataforma de lanzamiento.

Contenidos recomendados