Menú principal Ver contenido

La redistribución del horario laboral genera controversias

#Economía Hoy l 2018-12-03

Economía Hoy

© YONHAP News

La ampliación del sistema de redistribución de la jornada laboral por parte del empleador sigue generando controversia. Mientras que el Gobierno y el sector político estudian ampliar el plazo máximo de acumulación de horas para minimizar los efectos negativos de fijar en 52 horas la jornada semanal, 40 más 12 horas extra, los sindicatos han mostrado un fuerte rechazo a esta medida. El nuevo sistema laboral busca ampliar la flexibilidad del empresario al gestionar el tiempo de los trabajadores, pero permite obviar el máximo de 52 horas semanales fijado por ley, y acumular más horas en un periodo máximo de tres meses. Así, el empleado podría trabajar más o menos horas en base a los picos máximos o mínimos de actividad. En la actualidad, el empresariado solicita ampliar el plazo de redistribución de horarios para mejorar la competitividad de la industria, debilitada según ellos, tras establecerse el sistema laboral de 52 horas semanales. De hecho, estos días los indicadores económicos han empeorado y se agravado la situación del mercado laboral del país. En respuesta a las dificultades de las empresas nacionales, el Gobierno y el sector político se comprometieron el 5 de noviembre aprobar una reforma este año para ampliar el periodo máximo de redistribución de horas de trabajo a seis meses o un año; decisión que ha sido fuertemente criticada por los sindicatos.


Con el sistema actual, los empleadores pueden ajustar los horarios laborales un máximo de tres meses. Pero al aumentar el límite de redistribución a un año, los empleados que acumulen por ejemplo en cuatro o cinco meses las horas de todo el año, superando el máximo legal de 12 horas semanales, perderían dinero al no contabilizar como horas extras, sino como jornada ordinaria. La Federación Coreana de Sindicatos de Comercio vaticina que la ampliación del sistema de redistribución de horarios, se traducirá en un recorte del 7% en los ingresos de los trabajadores, así como un impacto negativo para su salud, al soportar grandes cargas de trabajo en los periodos de máxima actividad. Este escenario choca frontalmente con los objetivos del nuevo sistema de 52 horas semanales, que busca mejorar la calidad de vida de las personas y permitir conciliar vida laboral y familiar. Frente a ello, el 22 de noviembre se estableció un organismo consultivo con el fin de abordar los temas relacionados con el bienestar social y empleo, entre ellos la ampliación de la flexibilización del horario laboral y la creación de puestos de trabajo por sectores.

Contenidos recomendados