Menú principal Ver contenido

Lanzan con éxito el primer satélite geoestacionario surcoreano

#Noticias Plus l 2018-12-05

Noticias

ⓒYONHAP News

Corea del Sur ha lanzado al espacio el satélite geoestacionario Cheollian-2, la primera nave de este tipo desarrollada al 100% con tecnología nacional. En primer lugar, ¿qué es exactamente un satélite geoestacionario?


Un satélite geoestacionario es aquel que, visto desde el Planeta Tierra, parece permanecer inmóvil sobre un determinado punto, porque se mantiene en órbita sobre el ecuador terrestre, con la misma velocidad angular que la Tierra. Como has dicho, el Cheollian-2 es el primer satélite geoestacionario desarrollado al 100% con tecnología propia de Corea del Sur. Y cabe destacar que esta tecnología es de nivel muy elevado, pues el satélite ha de mantener su posición durante el proceso de traslación alrededor de la Tierra. Además, la antena ha de mirar siempre al Planeta Tierra y el satélite ha de mantener una posición estable. Al ser una tecnología tan avanzada, solo 6 países del mundo (Estados Unidos, Japón, India, China, Rusia e Israel) cuentan con la tecnología para fabricar un satélite geoestacionario, más la Unión Europea.


¿Qué misión cumplirá el Cheollian-2?


Pues sucederá al satélite Cheollian-1 en su misión de observar los cambios meteorológicos en los alrededores de la península coreana los próximos 10 años. Eso permitirá a las autoridades meteorológicas pronosticar de manera más rápida y precisa lluvias torrenciales localizadas o la trayectoria de un tifón, por ejemplo. Asimismo, proporcionará otra información meteorológica espacial, como podría ser sobre explosiones solares.


El lanzamiento de Cheollian-2 ha culminado con éxito. ¿Podría decirse lo mismo de su funcionamiento?


Eso lo sabremos de aquí en siete meses. Actualmente, se encuentra en una órbita de transferencia, de término medio, con un apogeo aproximado de 35.800 km y un perigeo de unos 250 km. Los científicos del Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea, conocido por su acrónimo KARI, confirmaron tras una comunicación que el sistema del cuerpo principal del satélite funciona con normalidad. Y se espera que entre en órbita geoestacionaria, con un apogeo de 36.000 km, de aquí a dos semanas. A partir de entonces, los oficiales de KARI realizarán todo tipo de pruebas durante seis meses para confirmar que los sistemas funcionan normalmente.

Contenidos recomendados