Menú principal Ver contenido

Festival del Hielo de Sancheoneo de Hwacheon

#De Ruta por Corea l 2019-01-14

Corea a Diario

© YONHAP News

Cuando la ola del frío invade la península coreana es cuando se abre la temporada más divertida y emocionante del año. Numerosos festivales esperan de brazos abiertos al público en general, invitándoles a conocer y disfrutar la belleza y el encanto del invierno de este país. Escenarios como montes nevados, carámbanos y pesca de trucha, como el de hoy, les prometen una experiencia única y entrañable. Sin duda hablamos del Festival de Hielo de Sancheoneo, que como cada enero celebra el condado de Hwacheon, en la provincia Gangwon. Es el evento más representativo del país y es considerado uno de los cuatro principales festivales de invierno del mundo. Así, durante las casi tres semanas que dura, recibe cada año a más de 1 millón de visitantes, que desean experimentar la magia de los meses más fríos del año en Corea. 

Su popularidad crece año tras año por una sencilla pero contundente razón: ¡ofrece la oportunidad de disfrutar al máximo las delicias del invierno coreano! Una de las atracciones que más atrae a la gente es la pesca en hielo del sancheono, una especie de trucha de montaña que vive en aguas muy frías y cristalinas. Tiene una apariencia elegante y luce con bellos colores, por lo que es llamada como la ¨reina de los valles¨. Durante esta temporada, se liberan más de 600.000 truchas de montaña que seducen a los pescadores con sus corpulentas siluetas, que a veces alcanzan el tamaño del brazo de un adulto. No son fáciles de pescar, pero como hay tantas, solo han de tener un poco de paciencia para capturar alguna. 


© YONHAP News

Otro evento popular en dicho festival es pescar truchas con la mano. Al principio los participantes se muestran en sumo cautelosos para mojarse lo menos posible, pero pronto se desatan y hacen lo que sea para agarrar aunque sea una trucha con sus propias manos. A los ganadores les espera el premio y el regocijo de la victoria, además de tener la oportunidad de degustar una trucha capturada por ellos mismos. Y si no consiguieron atrapar ninguna, pues… no se desanimen: igualmente se habrán divertido y también podrán probar este rico pescado en cualquier restaurante de la zona. 

Ahora bien, la emoción no sería tan grande si la pesca fuera todo lo que ofrece el festival. Además, hay diversas actividades invernales como paseos en trineo, deslizamiento en nieve o fútbol en hielo, que resultan muy divertidas para todas las edades. 

Finalmente, cuando se pone el sol y terminan todas las actividades, la noche de Hwacheon se viste de tenues colores. Los 27.000 farolillos de forma de trucha brillan en representación de los 27.000 habitantes de Hwacheon, prometiendo un invierno  de “corazones descongelados y recuerdos inolvidables”.

Contenidos recomendados