Menú principal Ver contenido

Negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China

#Economía Hoy l 2019-02-11

Economía Hoy

© YONHAP News

Al anunciarse que el presidente estadounidense, Donald Trump y el líder norcoreano, Kim Jong Un, se reunirían en Vietnam a fines de febrero, se especulaba que el mandatario estadounidense podría encontrarse después con su homólogo chino, Xi Jinping en su viaje a Asia. No obstante, Donald Trump anunció que no planea reunirse con Xi Jinping antes de finalizar el plazo límite de 90 días de tregua acordada por ambos presidentes en diciembre, dato que ha ensombrecido las negociaciones comerciales en curso entre las dos naciones. 


Los representantes de las dos mayores economías del mundo se han reunido en dos ocasiones para tratar de poner fin a su guerra comercial. La primera ronda la mantuvieron el 7 de enero durante tres jornadas en Beijing, China, mientras que la segunda se celebró en Washington, Estados Unidos entre el 30 y el 31 de enero, donde se estima que lograron acercar algunas posturas, si bien todavía persisten grandes diferencias por resolver. Beijing se comprometió a incrementar las importaciones de bienes y servicios agrícolas, energéticos y manufactureros procedentes de Estados Unidos para reducir el desequilibrio comercial existente, tras la ronda de negociaciones de dos días en Washington. Las conversaciones se centraron también en los derechos de propiedad intelectual y la transferencia tecnológica, pero algunos temas clave mantuvieron posturas alejadas, tales como el plan Made in China 2025, con el que el país asiático apuesta por convertirse en una potencia tecnológica para 2025. A Beijing le resulta difícil ceder ante las presiones de Estados Unidos, ya que dicho plan es uno de sus principales ejes de desarrollo económico y de competitividad de cara al futuro. Así las cosas, China propuso una cumbre entre Trump y Xi a finales de febrero, es decir, antes de finalizar la fecha límite para un acuerdo comercial. Sin embargo, Donald Trump descartó el 7 de febrero la posibilidad de reunirse con Xi Jinping antes de finalizar el plazo acordado entre ambos países para alcanzar un acuerdo. Las negociaciones comerciales continúan, pero la posibilidad de cerrar un pacto se enfrían, ante las profundas diferencias sobre temas relevantes. Las autoridades estadounidenses planean subir del 10% al 25% los aranceles a los productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares si las partes no alcanzan un acuerdo antes de la fecha establecida. La espiral de medidas proteccionistas perjudica el liderazgo de los mandatarios de ambas naciones al ir contra sus respectivas economías. Es más, muchos expertos prevén que la guerra comercial entre las dos mayores potencias pasará factura a la economía global. De hecho, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), estima que la disputa comercial entre Washington y Beijing intensificará el proteccionismo y la guerra de divisas en el resto del mundo.

Contenidos recomendados