Menú principal Ver contenido

Oh Gyeong Su, “La aldea costera”

#Páginas y Autores l 2019-02-12

Páginas y Autores


El relato comienza con la descripción de la aldea costera donde vive la protagonista, una joven viuda de veintitrés años llamada Haesun.



Hay una pequeña aldea llamada H, donde el viento trae el lejano sonido de un tren que corre hacia el oeste y las olas del Mar del Este al romper contra el muro de piedra.

Los muros de las casas estaban hechos de piedras redondeadas y tenían adheridas conchas de ostras por todas partes. Serían una veintena de casas con techos de paja que parecían viejos sombreros de bambú, junto a una red de arrastre. La aldea era conocida por las algas, pero la mayoría de los hombres salía a pescar a alta mar cuando llegaba la temporada. Como en cualquier otra aldea costera, las mujeres salían a recoger almejas o plantas marinas cuando la marea bajaba, y trabajaban en los huertos cuando subía.

Si algo diferenciaba a esta aldea de otras era su número inusual de viudas.


서(西)로 멀리 기차 소리를 바람결에 들으며,

어쩌면 동해 파도가 돌각담 밑을 찰싹대는

H라는 조그만 갯마을이 있다.


더께더께 굴딱지가 붙은 모 없는 돌로 담을 쌓고,

낡은 삿갓 모양 옹기종기 엎딘 초가가 스무 집 될까 말까?


고기잡이 아낙네들은 썰물이면

조개나 해조를 캐고,

밀물이면 채마밭이나 매는 것으로

여느 갯마을이나 별다름 없다.

다르다고 하면 이 마을에는 유독 과부가 많은 것이라고나 할까?



Se oyó un estridente repique de gongs de mano y todos en la aldea se pusieron en movimiento. El ruido provenía del lugar donde estaba instalada la red de arrastre y anunciaba que se acercaba un banco de anchoas.



Haesun y su vecina corrieron hasta la red cruzando las dunas de arena.

“¡Tirad! ¡Tirad!”

Cuanto más subía la red, más fuertes y rápidos eran los gritos:

“¡Tirad! ¡Tirad! ¡Tirad!”

Entonces podían verse las anchoas saltando y retorciéndose en el banco de arena. De pronto, una mano áspera agarró la de Haesun, que no pudo hacer nada por sacudirla, pues también se había agarrado la cuerda de abajo. 

Las anchoas saltaban en la arena dejando ver sus vientres plateados y, con presteza, las mujeres las recogían en los cubos.


해순이와 숙이 엄마는 물기슭 모래톱으로 해서

후리막으로 달려갔다.


-데에야 데야. 이켠과 저켠에서 이렇게 서로 주고 받으면

로프는 팽팽해지면서 지그시 당겨온다.


그물이 가까워올수록 데해라 데야는 박자가 빨라진다.

이때쯤은 벌써 멸치가 모래톱에 헤뜩헤뜩 뛰어오른다.


이 때 해순이 손등을 덮어 쥐는 억센 손이 있었다.

줄과 함께 검잡힌 손은 해순이 힘으로는 어쩔 수 없었다. 


멸치가 모래 위에 하얗게 뛴다.

아낙네들은 뛰어오른 멸치들을 주워담기에 바쁘다.




Autor:

Oh Gyeong Su nació en Wulju, provincia de Gyeongsang del Sur, en 1911 y falleció en 1979. Publicó “La aldea costera” en 1953 en la revista “Literatura y arte”. En 1955 recibió el premio de la Asociación Coreana de Escritores y en 1960 el premio Literatura Libre de Asia.

Contenidos recomendados