Menú principal Ver contenido

¿Planea Corea del Norte reanudar el desarrollo de misiles?

#Destacados l 2019-03-09

Noticias

ⓒYONHAP News

Mientras persiste la incógnita sobre cómo evolucionarán las negociaciones nucleares entre Corea del Norte y Estados Unidos tras el fracaso de la Cumbre de Hanói, se han detectado indicios de que Pyongyang podría haber iniciado las obras para restaurar el centro de lanzamiento de misiles de Dongchang-ri. Las sospechas parten de las fotos satelitales analizadas por expertos estadounidenses, como los que trabajan con el medio especializado en Corea del Norte, 38 North, y el think-tank Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Al respecto, el Servicio Nacional de Inteligencia de Corea del Sur también presentó un informe que alude a la restauración por parte de Corea del Norte de algunas de las instalaciones de la base balística de Dongchang-ri, así como a los movimientos que se observan en el Centro I+D de misiles de Sanumdong. Su opinión es que con esas obras, el régimen de Pyongyang considera ambas posibilidades, tanto de que las negociaciones con Washington acaben en éxito, como que fracasen. Según las autoridades de inteligencia surcoreanas, Corea del Norte ha decidido restaurar el centro de lanzamiento de misiles para maximizar el efecto publicitario cuando llegue el momento de desmantelarlo completamente, en caso de llegar a un acuerdo con Estados Unidos, o bien para reabrirlo y continuar con los ensayos balísticos si se frustra el diálogo con ese país.

Cabe recordar que en septiembre de 2018, el presidente surcoreano Moon Jae In y el dirigente norcoreano Kim Jong Un acordaron desmantelar para siempre la base de Dongchang-ri. Conforme a ese pacto, Pyongyang empezó a desensamblar parcialmente algunas de esas estructuras, como la plataforma para pruebas de motores, al arrancar las negociaciones con Washington. Y justamente son esas instalaciones las que se especula que Corea del Norte está rehabilitando.

En realidad, resulta imposible conocer las verdaderas intenciones del régimen norcoreano y de Kim Jong Un. Pero es claro que tras el inesperado e insatisfactorio resultado de la Cumbre de Hanói, se ha intensificado aún más la “guerra psicológica” entre Corea del Norte y Estados Unidos. De hecho, la previsión mayoritaria es que ante esta situación, una vez retomen las negociaciones, será aún más feroz la contienda entre ambas para intimidar al otro y tomar primero las riendas del proceso. Eso podría ser un paso necesario para avanzar en las negociaciones, así como en la fase de discusiones, similar a la que suele llegar tras la luna de miel cuando comienza la verdadera vida marital en las relaciones de pareja. Sin embargo, tampoco se descarta lo peor, pues si el diálogo continúa estancado y se agrava la “guerra psicológica”, el devenir de los acontecimientos podría tomar un rumbo no deseado. Por eso ahora destacan el rol de Corea del Sur como mediador entre Corea del Norte y Estados Unidos, para retomar las negociaciones cuanto antes.

Contenidos recomendados