Menú principal Ver contenido

Leyes contra el smog

#Destacados l 2019-03-16

Noticias

ⓒYONHAP News

La Asamblea Nacional aprobó en el pleno del pasado miércoles 13 ocho leyes destinadas a combatir la contaminación atmosférica por micropolvos, incluyendo la enmienda a la Ley básica contra desastres y de gestión de la seguridad. Los principales cambios que incluyen estas leyes son la clasificación del smog como “desastre social” y el acceso universal a la compra de vehículos de gas licuado de petróleo o GLP, que antes solo se permitía a taxis, coches de alquiler y personas discapacitadas.

La definición de la contaminación por partículas como “desastre social” figura en la revisión de la Ley básica contra desastres y de gestión de la seguridad, junto con una especificación de los daños y perjuicios que ocasiona. Esto significa que desde ahora será posible usar fondos estatales, así como recurrir a las reservas de presupuestos para solucionar el problema del smog.

Por otro lado, el acceso universal a la compra de vehículos de GLP, está estipulado en la reformada Ley de comercio y gestión de la seguridad de gas licuado de petróleo, que ya no limita el uso de esta fuente de energía como combustible, que genera menos emisiones de material particulado que los coches de gasolina o de diésel.

Las demás leyes aprobadas son la enmienda a la Ley de salud escolar, la Ley especial sobre mejora de la calidad del aire en áreas portuarias y otras cuatro relacionadas con la calidad del aire interior, el control ambiental para la disminución de smog y la protección del medio ambiente atmosférico. Gracias a estas leyes, será obligatorio realizar estudios de calidad del aire en las zonas portuarias, así como instalar medidores de partículas en suspensión y purificadores de aire en los colegios.

Lo llamativo es que estas leyes fueron ratificadas en una situación en la que la actividad legislativa en el Parlamento estaba casi paralizada por los fuertes desacuerdos entre oficialismo y oposición sobre algunos asuntos políticos. Y la prontitud con la que reaccionaron los partidos refleja la gravedad del problema de la degradación de la calidad del aire en el país. En efecto, nada más comenzar el mes de marzo, la alerta por smog se mantuvo activa por seis días consecutivos y las medidas de emergencia fueron activadas. Previamente, en enero y febrero, la concentración promedio de partículas PM 2,5 o de diámetro inferior a 2,5 micras alcanzó en Seúl el mayor nivel en cinco años con hasta 37 microgramos por metro cúbico.

Pese a todo, cabe recordar que los retos medioambientales no pueden ser superados solo con el esfuerzo de un ministerio, de una entidad o de un país, al ser un problema que no conoce límites ni fronteras, más si se trata de diminutas partículas capaces de viajar largas distancias impulsadas por el viento. Por eso no está de más recordar las veces que sea preciso, que la lucha contra la contaminación del aire y el smog es de todos, no solo de unos pocos comprometidos con la causa.

Contenidos recomendados