Menú principal Ver contenido

Posible organización de otra cumbre intercoreana

#Noticias Plus l 2019-04-15

Noticias

ⓒYONHAP News

Las noticias de los últimos días evidencian que la resolución de continuar con el diálogo es compartida por los mandatarios de las dos Corea y de Estados Unidos, y en este ambiente se habla de organizar una nueva cumbre intercoreana, al tiempo de aludir cautelosamente a la celebración de una tercera reunión entre Donald Trump y Kim Jong Un. Y justo el lunes 15, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, declaró que claramente Pyongyang no desea renunciar al diálogo y que eso es suficiente para impulsar la celebración de una nueva cumbre intercoreana, ¿verdad?


Eso parece. Pero cabe recordar que ese comentario surgió después de que el dirigente norcoreano mostrara una postura un tanto crítica sobre el rol de intermediación que Corea del Sur dice cumplir entre Pyongyang y Washington, durante su última intervención ante la Asamblea Popular Suprema de Corea del Norte de la semana pasada. En concreto, Kim Jong Un dijo que las autoridades del Sur deberían dejar de actuar como correveidile y ser parte directamente involucrada en los asuntos de la península, para defender el interés común del pueblo coreano. Superficialmente, puede sonar como una advertencia de Kim Jong Un a Seúl de “no entrometerse tanto”. No obstante, y siendo Corea del Sur el único que puede intervenir, o interceder en sentido recíproco entre Corea del Norte y Estados Unidos, los expertos coinciden en que con esa indirecta llamaba a Seúl a considerar más la postura y las propuestas del Norte a la hora de mediar.


Moon, también dio su evaluación sobre la disposición manifestada tanto por Trump como por Kim Jong Un de mantener una tercera cumbre entre ambos, ¿no?


Sí. A estas alturas destaca que en teoría los tres muestran un talante favorable a organizar una tercera cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos. Pero hay que subrayar la expresión “en teoría” porque si bien tanto Trump como Kim Jong Un se han decantado oficialmente a favor de celebrar otra reunión al máximo nivel, por ahora ninguno muestra señales de hacer concesiones o reajustar sus propuestas para el desarme nuclear. Es más, Kim Jong Un declaró hace unos días y en voz muy tajante que no transigiría a las demandas de Estados Unidos.


¿Entonces siguen chocando la fórmula de acuerdo integral de Estados Unidos y la propuesta de desnuclearización por fases de Corea del Norte?


Exacto. Al menos por ahora. Y aunque Corea del Sur sugiere una “tercera vía”, como podría ser la firma un acuerdo integral que ofrezca a Pyongyang una compensación por fases, o en cada escalón del trayecto hacia el desarme, ambas partes -o sea Estados Unidos y Corea del Norte- siguen mostrándose reacias a concretar nada en ese sentido.


En otras palabras, no será fácil para Corea del Sur y el presidente Moon Jae In cumplir exitosamente el papel de intermediador...


Al menos ahora la partida parece estar en tablas. De todos modos, y máxime en un contexto como el actual, donde todos afirman que desean seguir dialogando pero nadie da el primer paso para acercar posturas, la organización de una cumbre intercoreana sería un barómetro para estimar si las negociaciones nucleares podrían ver la luz, o bien sumergirse en un largo estancamiento.

Contenidos recomendados