Menú principal Ver contenido

El amor de los padres

#Al son de Corea l 2019-05-08

Al son de Corea


Mucha gente está comprometida con la reducción del uso del plástico y la protección del medioambiente, también con el rescate de animales en peligro de extinción o con la defensa de los derechos de los discapacitados y las personas mayores. Son causas que no reportan beneficios materiales, pero cuando se les pregunta por qué invierten su tiempo y energía en esas actividades, la mayoría responde que lo hacen para dejarles un mundo mejor a sus hijos. En otros tiempos cuando los cuidados médicos no estaban al alcance de todos, la mayor preocupación de los padres coreanos era que los niños crecieran sanos. Cuando la sociedad se modernizó y se abolieron las clases determinadas por el nacimiento, la mayor preocupación pasó a ser el brindarles educación a los hijos. Lo que desean los padres coreanos actuales en estos días en que las necesidades básicas están cubiertas es un mundo más seguro y justo para sus hijos. Hoy es el Día de los Padres en Corea. Hoy como ayer, los padres están dispuestos a darlo todo para proporcionarles un mundo mejor a sus hijos. 

“Una oración por un mundo bello” – Composición de Yoo Eun Sin y voz de Kang Kwon Soon


Cuando los chicos crecen y se hacen adultos, a veces ocurre que se olvidan del amor que han recibido de sus padres y los ignoran o menosprecian porque están viejos y no entienden a los jóvenes. Entonces la frase infalible que suelen decir los padres es: “Cuando tengas un hijo igual a ti, vas a entender cómo me siento”. Sin embargo, alguien publicó un comentario en internet que hizo asentir con la cabeza a mucha gente: “Mi madre solía decirme que la entendería el día que tuviera un hijo igual a mí, pero resulta que cuando por fin traje al mundo a ese hijo que es igual a mí, no lo estoy criando yo sino mi madre”. Lo que parece sostener a la generación de nuestros padres es el sentido de la responsabilidad. Cuando eran pequeños, se esforzaron por ser buenos hijos; cuando se hicieron mayores, cuidaron de sus hijos y también de sus padres ancianos. Y cuando les correspondería descansar después de cumplir sus roles como padres e hijos, ahora les toca cuidar y criar a sus nietos. Hay una canción folklórica de Gyeonggi-do que habla de ese amor inagotable que parecen tener los padres. Se llama “Hoesimgok” y habla de una madre que le da todo lo bueno a su hijo con el deseo de que nunca le falte nada. 

“Hoesimgok” – El amor de los padres / Voz de Kim Young Im


Este tema “Hoesimgok” que acaban de escuchar tiene un origen budista. En los oficios budistas, los monjes cantan pasajes de las escrituras. Sin embargo, como el común de la gente no entendía esos textos, hacia el final del oficio los monjes cantaban una canción con las enseñanzas de Buda traducidas al coreano. Esta canción recibía el nombre de “hwacheong” o “hoesimgok”. La canción folklórica que acabamos de escuchar es precisamente una versión popular de esta canción budista. Para terminar, escucharemos un fragmento del pansori “La canción de Sim Cheong”. Sim Cheong es un paradigma de amor filial, pues ella entrega su vida para devolverle la vista a su padre ciego. Su amor y sacrificio es recompensado ampliamente, ya que se convierte en la esposa del rey dragón del mar y logra que su padre vuelva a ver. 

“La canción de Sim Cheong” (pasaje en el que el padre recupera la visión) - Voz de Kim Su Yeon

Contenidos recomendados