Menú principal Ver contenido

Cumbre Corea del Sur-EEUU en junio

#Noticias Plus l 2019-05-16

Noticias

ⓒYONHAP News

Los líderes de Corea del Sur y Estados Unidos se reunirán en junio, después de dos meses de su último encuentro, mientras continúan estancadas las negociaciones nucleares con Corea del Norte. La Casa Blanca dio a conocer que el presidente estadounidense pasará por Corea en su viaje de camino a Japón, donde asistirá a la Cumbre del G20 a organizarse el 28 y el 29 de junio en Osaka, y adicionalmente Cheongwadae informó que Trump aprovechará la ocasión para mantener una reunión cumbre con el presidente surcoreano Moon Jae In.


Al respecto, cabe destacar que el encuentro entre Moon y Trump tiene lugar en un momento en que reanudar las negociaciones nucleares parece complicado, pues el viento parece soplar en contra desde la fallida Cumbre de Hanói entre los mandatarios de Estados Unidos y Corea del Norte… vientos que han traído nuevos ensayos de armas por parte de Pyongyang y la incautación del carguero Wise Honest por parte de Washington.


Sin embargo y pese a tales imprevistos, la voluntad de diálogo se mantiene, ¿verdad?


Al menos así lo aseguran las partes implicadas, y también se desprende de la actitud de las autoridades surcoreanas y estadounidenses, al calificar como “discreta” la provocación que lanzó Corea del Norte con los últimos disparos y lanzamiento de misiles, e incluso al no reaccionar desmesuradamente ante las fuertes críticas del Norte al ser incautado uno de sus barcos, pese a que Pyongyang usó un vocabulario “muy poco diplomático”. Por tanto, y de cara a la nueva cumbre entre Donald Trump y Moon Jae In en un mes y medio, la pregunta que todos se hacen es si el presidente surcoreano podrá convencer al líder norcoreano de volver a la mesa de diálogo.


¿Suponiendo que lo logra, qué pasaría?


El supuesto más optimista daría lugar a una cumbre intercoreana previa a la cumbre entre los presidentes de Corea del Sur y Estados Unidos. Ese encuentro, si tuviera lugar, podría reactivar la diplomacia al máximo nivel, herramienta muy cuestionada tras la Cumbre de Hanói. No obstante, muchos opinan que para resolver un tema tan complejo como el problema nuclear norcoreano, donde los intereres de las partes chocan ferozmente, suele funcionar mejor la llamada “diplomacia vertical”, en la que el acuerdo se establece primero entre los líderes que negocian, para luego bajar en cascada hasta la implementación a nivel ejecutivo.


Pero, Corea del Norte no se muestra tan dispuesto a “colaborar” por lo que parece, ¿no?


Por ahora no. No solo por sus comentarios, bastante crudos y negativos, por la incautación de su barco cargero, sino también por la propuesta del Gobierno surcoreano de ofrecer alimentos como ayuda humanitaria. A primera vista, Pyongyang no parece nada interesado en retomar el diálogo intercoreano, pero la organización de una cumbre entre Corea del Sur Estados Unidos, máxime en Seúl, sería una “oportunidad de oro” para sacar del punto muerto a las negociaciones nucleares, en un momento en que tanto la economía norcoreana como la vida de los ciudadanos norteños, atraviesa momentos complicados.

Contenidos recomendados