Menú principal Ver contenido

Seúl y Washington avanzan hacia el traspaso del mando militar

#Noticias Plus l 2019-06-04

Noticias

ⓒYONHAP News

Un general surcoreano dirigirá unas maniobras entre Corea del Sur y Estados Unidos en agosto a fin de comprobar la capacidad de Seúl para asumir el control operativo en tiempos de guerra...


Las maniobras militares programadas para agosto serán dirigidas por el general surcoreano Park Han Ki, jefe del Estado Mayor Conjunto, y tienen como objetivo verificar la capacidad operativa básica del Ejército surcoreano para asumir el control del comando conjunto surcoreano-estadounidense, una vez sea traspasado el mando militar en tiempos de guerra del Ejército estadounidense al surcoreano.


Ahora que lo mencionas, ¿podrías recordarnos desde cuándo el Ejército de Estados Unidos ostenta el mando militar en Corea?


Corea cedió todo el control operativo al Comando de la ONU durante la Guerra de Corea, en 1950. Posteriormente, en el año 1978, fue asumido por el oficial estadounidense a cargo del Comando de las Fuerzas Combinadas Corea del Sur-Estados Unidos. Y si bien en 1994 el mando militar en tiempos de paz fue transferido al Ejército surcoreano, el debate sobre el traspaso del mando operativo en tiempos de guerra de Estados Unidos a Corea comenzó en 2003. Así, en 2007 Seúl y Washington acordaron en una reunión de ministros de Defensa concretar el traspaso para abril de 2012. Sin embargo, dicho plan fue reiteradamente postergado al incrementar las amenazas nucleares y balísticas de Corea del Norte.


Pero ahora ambos aliados consideran más efectivo que fijar una fecha concreta para ese traspaso, realizar dicha transferencia en base a unas condiciones, cuando el Ejército surcoreano esté preparado de verdad…


Así es. Para ello, se han propuesto tres condiciones. La primera es asegurar la capacidad militar básica de Seúl para liderar las fuerzas combinadas Corea del Sur-Estados Unidos. El segundo requisito es garantizar la capacidad de Seúl para responder a las amenazas nucleares y balísticas de Corea del Norte. La tercera condición es que la situación de seguridad de la península coreana y de la región sea apta para transferir el control operativo. No obstante, esta última condición resulta bastante compleja de evaluar pues la coyuntura regional cambia a cada momento.


¿Y qué intentarán valorar durante el simulacro militar conjunto de agosto?


Ante todo, tratarán de verificar la primera condición, es decir, si las fuerzas armadas surcoreanas están lo suficientemente preparadas para tomar la delantera en Defensa. Cabe destacar que después del traspaso del mando militar el Comando de las Fuerzas Combinadas será dirigido por un general surcoreano, mientras que un estadounidense asumirá la sub-comandancia. Por tanto, la maniobra de agosto se llevará a cabo bajo este esquema, siendo la primera vez en la historia que las tropas estadounidenses quedarán supeditadas en el mando a una nación extranjera.


Este plan fue debatido y aprobado durante la última reunión militar entre Seúl y Washington, ¿no?


Exacto. El ministro de Defensa surcoreano Jeong Kyeong Doo y el jefe interino del Pentágono Patrick Shanahan celebraron el lunes 3 una reunión en Seúl y evaluaron que ha habido considerables progresos en el cumplimiento de condiciones para el traspaso del control militar. Además, acordaron que un general surcoreano asumirá el control militar en tiempos de guerra. Varios expertos vaticinan que si la verificación de la capacidad de Seúl para el control operativo durante el entrenamiento de agosto culmina con éxito, podría acelerarse el traspaso del mando militar en tiempos de guerra del Ejército estadounidense al Ejército surcoreano. Y si las distintas fases y procedimientos para traspasar el control militar programados a futuro se llevan a cabo sin problemas, la transición podría darse como muy pronto en 2022, el último año del mandato de Moon Jae In.

Contenidos recomendados