Menú principal Ver contenido

Moon Jae In intenta reactivar el diálogo con Corea del Norte

#Noticias Plus l 2019-06-13

Noticias

ⓒKBS News

Después de disertar sobre la paz de la península coreana en un foro organizado en Oslo durante su visita de Estado a Noruega, el presidente Moon Jae In expresó su deseo de mantener una cumbre con Kim Jong Un antes de encontrarse con su homólogo estadounidense, Donald Trump, a fines de junio. Así manifestó su determinación de seguir actuando como intermediador entre Pyongyang y Washington, ¿no?


Definitivamente. Cabe recordar que Moon Jae In ha venido jugando un rol de cierta relevancia cada vez que las conversaciones entre Corea del Norte y Estados Unidos se estancaban, como cuando tomó la delantera y convocó una cumbre imprevista con Kim Jong Un, para impedir que la primera reunión entre el dirigente norcoreano y el presidente estadounidense se esfumara. Esa reunión sorpresa entre los líderes de las dos Coreas tuvo lugar un mes después de su primer encuentro en Panmunjeom, y desembocó en la exitosa celebración de la Cumbre de Singapur de 2018 entre Kim Jong Un y Donald Trump.


¿Entonces lo que busca el presidente surcoreano al desear hablar con el líder norcoreano antes de reunirse con Trump, es conocer primero la postura y los intereses de Corea del Norte para poder mediar favorablemente entre ese país y Estados Unidos?


Eso parece. Aunque obviamente el trasfondo final es ayudar a Pyongyang y Washington a superar sus diferencias, sobre todo en cuanto a desarme nuclear, pues desea que retomen las negociaciones hasta llegar a un acuerdo definitivo. Al respecto, muchos opinan que hechos recientes como la carta enviada por Kim Jong Un a Donald Trump podrían ser interpretados como una buena señal, aunque por ahora sigue habiendo una distancia importante entre las posturas de Corea del Norte y Estados Unidos.


Suponiendo que las dos Coreas llegan a mantener una nueva cumbre “in extremis” antes de la visita del presidente estadounidense a Seúl a fines de junio, ¿qué tanto podría cambiar esa reunión el curso de las negociaciones nucleares?


Quizá ese encuentro no genere un cambio drástico, pero podría ayudar a reanudar un diálogo intercoreano directo, hecho que ayudaría a Seúl a conocer de primera mano las demandas de Pyongyang, de cara a lograr una interlocución más eficaz entre Corea del Norte y Estados Unidos.


Incluso podría ser la antesala de una tercera cumbre entre Trump y Kim Jong Un…


Ese sería el escenario que muchos anhelan, porque no hay que olvidar que el fin último de todos estos esfuerzos es evitar que la situación se complique y nos lleve de vuelta a una escalada belicista, como la de hace un par de años, sin ir más lejos. Ahora el mundo desea ver cómo las partes implicadas se sientan a la mesa de diálogo para retomar las negociaciones nucleares y lograr un acercamiento de posturas sobre los temas más candentes en estos momentos entre Pyongyang y Washington, que básicamente son, por un lado las sanciones internacionales, y por otro las fases o medidas concretas de desarme.

Contenidos recomendados