Menú principal Ver contenido

Hongdae: epicentro de la juventud y el arte

#De Ruta por Corea l 2019-06-13

Corea a Diario

© mapo-gu

Hay un lugar en Seúl que es ícono de la juventud, el arte y la fiesta. Lugar que congrega a músicos, bailarines, magos, escritores, artesanos... en fin, cualquier persona con vena artística que deseen compartir su talento con los demás.   Ese lugar no es otro sino Hongdae, famosísimo por la infinidad de atractivos que ofrece. Principalmente destaca por el espíritu joven y el vibrante ritmo de sus calles, llenas no solo de clubes nocturnos, bares, restaurantes, tiendas y músicos callejeros, sino también de un montón gente con mucha personalidad, vestida, maquillada y ataviada a su propio estilo, al margen de la mirada de otros. 

Hongdae, abreviación de la Universidad Hongik en coreano –uno de los principales institutos de arte y diseño del país-, da nombre a un barrio que resulta ser una auténtica galería de arte con miles de cosas para ver y disfrutar. Frente a la universidad se abren paso incontables puestos que venden creaciones de artesanos y artistas. Al principio eran puestecitos personales, abiertos por estudiantes para exhibir y vender sus propias creaciones, pero con el tiempo se ha convertido en un mercado de pulgas, conocido como ¨flea-market¨ entre los coreanos. Ya hace 18 años que el mercado rebosa de arte y cultura los sábados en Hongdae, con el objetivo de brindar una dosis de alegría e inspiración, que es justamente lo que espera encontrar la gente en Hongdae, lugar donde palpita la creatividad, el dinamiso y la pasión de los jóvenes amantes del arte. 


© mapo-gu

Los alrededores de la Universidad Hongik también ofrecen muchísimas opciones para comer. Podrán encontrar de todo, como restaurantes coreanos, de comida internacional o especializados en un solo plato, que son toda una delicia para el paladar. Pero además, la zona está repleta de puestos callejeros de comida, que además de oler riquísimo tienen una pinta excelente, y resultan una gran tentación para todos los que pasean por la calle. Hay bocadillos, pinchitos, gofres, churros, helados, y un montón de novedades, tanto esperables como desconocidas para su paladar. Tras la comida, no deberían perderse los preciosos y acogedores cafés que abundan en el barrio. Cada uno tiene su propio estilo y encanto, y resultan un perfecto “escondite”  para pasar horas charlando con amigos, apartados del bullicio exterior.

Otro ingrediente imprescindible en Hongdae es la música. Hay actuaciones callejeras a diario y en cualquier rincón, grupos underground de baile que  muestran sus coreografías, y bandas de cantantes que ofrecen conciertos en plena calle, todo completamente gratis, a cambio de sentir el calor de la gente. También hay pubs con actuaciones en vivo de todo tipo de música, así como decenas de clubes nocturnos -llenos casi los 365 días del año- con jóvenes que aman la música, el baile y la fiesta. 

Por último, para los menos fiesteros o para aquellos que prefieren un lugar más tranquilo, Yeonnam-dong podría ser una opción perfecta. Es un barrio ubicado al otro lado de la zona universitaria de Hongdae, concretamente junto a la salida nº 3 de la estación de Hongik University. Está compuesto por varias callejuelas con un ambiente singular, que forman un laberinto plagado de atracciones. Pueden disfrutar de una caminata tranquila en el Sendero Gyeonguiseon (경의선), un espacio verde en medio de la bulliciosa ciudad, o bien visitar B Plus M, lugar de rodaje de la telenovela ´Los Descendientes del Sol´; y la Calle de los Libros Gyeonguiseon, una especie de biblioteca al aire libre donde cualquiera puede sentarse a leer los innumerables libros que ofrece.

Contenidos recomendados