Menú principal Ver contenido

¿Mayor flexibilidad de EEUU hacia Corea del Norte?

#Noticias Plus l 2019-07-04

Noticias

ⓒKBS News

Fue apenas hace medio mes que Stephen Biegun, delegado especial del Departamento de Estado estadounidense para Corea del Norte, aludió a hacer una aproximación más flexible a las negociaciones de desnuclearización. Entonces, el efecto de su comentario quedó debilitado al sancionar el Departamento del Tesoro del país norteamericano a una financiera rusa por sus vínculos con el régimen de Pyongyang. Sin embargo, los últimos acontecimientos ocurridos en la península coreana muestran que Washington tiene ideas concretas sobre esa “aproximación más flexible“.


Eso parece. Y esas ideas se reflejan en la declaración del propio Biegun, quien poco despúes del encuentro entre los líderes de las dos Coreas y de Estados Unidos en la Zona Desmilitarizada, dijo que estaría dispuesto a aceptar un “congelamiento nuclear” por parte de Pyongyang, como paso previo o intermedio hasta llegar a un resultado concreto, para luego avanzar en el objetivo final de las negociaciones: la desnuclearización de Corea del Norte.


¿Eso significa que Estados Unidos ya no insistirá en establecer un acuerdo global para realizar de manera sincronizada el desarme nuclear de Corea del Norte y el otorgamiento de compensaciones correspondientes, incluyendo la desactivación de las sanciones?


Estados Unidos no lo ha expresado exactamente con esas palabras, pero el último comentario de Biegun parece aludir a algo parecido a un proceso de desnuclearización más escalonado. En todo caso, no habla del proceso gradual que proponía el régimen de Pyongyang, ya que, al menos por ahora, parece que Estados Unidos no contempla retirar o relajar las sanciones. Suprimir las sanciones no parece entrar en la agenda de Washington, pues reiteradamente ha dicho que solo procederá a esa medida si Corea del Norte se compromete y alcanza una desnuclearización total.


Entonces, ¿qué obtendría Corea del Norte a cambio de ese “congelamiento nuclear”, es decir si suspende su programa de desarrollo nuclear?


La propuesta de Biegun parece sugerir flexibilizar otro tipo de medidas, como tolerar la entrada de ayuda humanitaria, intensificar los intercambios humanos, o establecer planes para habilitar una representación de Washigton en Pyongyang y viceversa, entre otras, siempre de cara a normalizar las relaciones entre Corea del Norte y Estados Unidos.


Pero, ¿no es repetitiva esa propuesta? Es que todas esas medidas aludidas por Biegun ya fueron planteadas en algún momento en el pasado...


Es verdad. Por eso algunos analistas opinan que pese al compromiso expresado por el presidente estadounidense Donald Trump y el dirigente norcoreano Kim Jong Un en ese inesperado encuentro en la DMZ, no será tan fácil restablecer de lleno las negociaciones a nivel de trabajo entre los dos países. Sobre todo porque aún continúa la polémica en torno a la clausura del centro nuclear de Yongbyon. Al respecto, y para refrescar la memoria, cabe recordar que Pyongyang considera que ya cedió bastante con su desmantelamiento, sin recibir ninguna compensación a cambio, mientras que Washington y diversos expertos en el tema afirman que esa medida carece de relevancia, pues de nada sirve clausurar un complejo nuclear que ya ha agotado su periodo de vida útil.

Contenidos recomendados