Menú principal Ver contenido

EEUU evalúa la capacidad balística de Corea del Norte

#Noticias Plus l 2019-07-11

Noticias

ⓒYONHAP News

La primera evaluación oficial de Estados Unidos sobre la dimensión actual del arsenal de misiles de Corea del Norte reconoce que la capacidad balística de ese país es suficiente como para realizar ataques a cualquier punto del territorio estadounidense. Y mientras las ojivas nucleares son lo más peligroso que posee el régimen de Pyonggyang, es igualmente temida su potencia balística, ya que por muchas ojivas que tenga, si no posee el sistema necesario para enviarlas hacia el objetivo, de nada servirían...


Obviamente. En ese sentido se enmarca, o sería comprensible, la querencia de Pyongyang por desarrollar misiles y efectuar ensayos balísticos. Como todo el mundo sabe, Corea del Norte lleva décadas inmerso en el objetivo de fabricar armas de destrucción masiva, y ha continuado al pasar el poder a la tercera generación de los Kim, incluso agotando las arcas nacionales. Desde el punto de vista de ese país y sus líderes, aferrarse a esa carrera armamentística era la única manera de garantizar la continuidad de un régimen con una fuerte situación de aislamiento, en parte impuesto por otros, pero también parcialmente voluntario.


El resultado de esa obsesión es justamente el sistema con el que cuenta ahora Pyongyang de misiles balísticos, ¿verdad?


Así es. Aquí es importante distinguir misiles de crucero y misiles balísticos. La principal diferencia está en el método de propulsión y de guía. En concreto, los misiles balísticos son propulsados y guiados solo durante la parte inicial de su trayectoria, pero su recorrido obedece a las leyes de la balística, es decir, a la gravedad y a la resistencia del aire. Los misiles de crucero, en cambio, son propulsados durante toda su trayectoria y tienen un alcance mucho menor, ya que precisan de combustible para cumplir su recorrido. Esta característica hace que los misiles de crucero permitan ataques mucho más precisos, pero son más lentos que los balísticos. Por ejemplo, en el caso de los misiles balísticos intercontinentales, pueden alcanzar una velocidad de cinco kilómetros por segundo y un objetivo situado a 10.000 kilómetros en apenas 35 minutos. Además, esta velocidad hace que los misiles balísticos sean casi imposibles de ser interceptados en vuelo.


Y lo que afirma Estdos Unidos es que Corea del Norte posee varios misiles de ese tipo, ¿no?


Efectivamente. En concreto, afirma que Corea del Norte cuenta con un completo arsenal de misiles balísticos de corto, medio y largo alcance, así como intercontinenales y submarinos. De ellos, el Hwasong-15 es considerado por Washington como el misil balístico intercontinental norcoreano capaz de impactar en cualquier punto del territorio estadounidense.


Entonces, ¿se incluyen estos misiles en el proceso que Estados Unidos llama CVID o “desnuclearización completa, verificable e irreversible“?


Sin duda, pues lo que pretende Estados Unidos es lograr un desarme integral de Corea del Norte, es decir, que renuncie y deje de producir no solo armas nucleares, sino también cualquier otro tipo de armas de destrucción masiva.


Pero, ¿no implica la evaluación de Estados Unidos sobre la capacidad balística del régimen de Pyongyang el reconocimiento de Corea del Norte como estado nuclear?


En parte, o en buena lógica, la respuesta sería afirmativa. De hecho, recientemente cuando altos cargos de la administración de Washington aludieron a que podría aceptar un congelamiento nuclear por parte de Corea del Norte, surgieron comentarios nerviosos de que si no estaría Estados Unidos pensando en reconocer a ese país como estado nuclear. Lamentablemente, poco se puede decir al respecto ya que por ahora solo existen conjeturas y especulaciones. Lo que sí parece claro es que Estados Unidos siente la necesidad de evaluar exacta y objetivamente la potencia bélica de Corea del Norte, para definir un análisis preciso de posibles estrategias político-militares.

Contenidos recomendados