Menú principal Ver contenido

Reiterados lanzamientos de misiles norcoreanos

#Destacados l 2019-08-03

Noticias

ⓒYONHAP News

El Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Corea del Sur confirmó el día 2 que Corea del Norte lanzó dos proyectiles no identificados hacia el Mar del Este, el primero a las 2:59 de la madrugada y el segundo a las 3:23. Los disparos se efectuaron apenas dos días después de otro ensayo, además de ser la tercera vez que ese país realiza actividades de esa misma índole en una semana. Por lo pronto, se analiza que se trata de una protesta contra las maniobras conjuntas que los ejércitos surcoreanos y estadounidense llevarán a cabo durante agosto con el fin de evaluar el avance de los preparativos para el traspaso del mando militar en tiempos de guerra de Washington a Seúl, así como una táctica de presión de cara a la posible reanudación de las negociaciones nucleares con Estados Unidos.

Sobre los últimos proyectiles lanzados por Pyongyang, el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur estima que alcanzaron una velocidad máxima de 6,9 Mach, una altura aproximada de 25 kilómetros y una trayectoria superior a 220 kilómetros. En cuanto al diseño y a sus características, son similares a los anteriores disparados por el régimen norcoreano y especificó que se trata de misiles balísticos nuevos de corto alcance. Sin embargo, vale la pena decir que las autoridades militares surcoreaanas no se refirieron a ellos como tales al informar sobre su lanzamiento.

Previamente, Corea del Norte efectuó otros ensayos similares el 25 y el 31 de julio. En concreto, el día 25, lanzó dos misiles balísticos de corto alcance. Estos cayeron en aguas abiertas al este de la península coreana tras elevarse hasta unos 50 kilómetros sobre la superficie terrestre y recorrer una distancia de cerca de 600 kilómetros. El día 31 también fue disparado armamento de esta clase. En dicho caso registró una altura máxima de 30 kilómetros y una trayectoria de más de 250 kilómetros. Las autoridades militares de Corea del Sur confirmaron el hecho, sin embargo Corea del Norte anunció que la prueba consistió en un nuevo lanzacohetes múltiple de gran calibre.

Aquí un punto importante a remarcar es que los recientes lanzamientos fueron ejecutados tras vencerse el plazo que los líderes de Corea del Norte y Estados Unidos, Kim Jong Un y Donald Trump, fijaron para reanudar las negociaciones nucleares a nivel de trabajo durante la reunión sorpresa celebrada en Panmunjeom. Dicho esto, el propio régimen norcoreano afirmó que se trata de una advertencia hacia las fuerzas surcoreanas, que con una clara actitud ofensiva insisten en desplegar armas amenazantes y proseguir con sus ejercicios bélicos. Así, se fue contra Corea del Sur en vez de Estados Unidos como es usual, para de este modo presionar sin estropear el marco del diálogo y sin exponerse al riesgo de recibir sanciones adicionales.

En este ambiente, el pronóstico predominante es que la “guerra psicológica” de cara al reinicio de las negociaciones a nivel de trabajo entre Pyongyang y Washington se intensificará, mientras Corea del Norte mantiene estrategias que llegan al límite y Estados Unidos actúa como si no diera mayor importancia a los recientes lanzamientos. De hecho, en la reunión que celebró el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el 1 de agosto, tan solo fue emitida una declaración conjunta firmada por tres naciones -Reino Unido, Francia y Alemania- la cual hace un llamado a adoptar medidas concretas de desnuclearización, a reactivar las negociaciones entre Pyongyang y Washington, y a cumplir cabalmente las sanciones internacionales contra Corea del Norte.

Contenidos recomendados