Menú principal Ver contenido

Inminente negociación sobre gastos de defensa entre Corea y EEUU

#Noticias Plus l 2019-08-08

Noticias

ⓒYONHAP News

El presidente estadounidense Donald Trump tuiteó que Corea del Sur aceptó aumentar su parte de los gastos de defensa combinada y que las negociaciones pertinentes ya están en marcha. Pero, la información que ofreció se distancia de los hechos, ¿no?


En efecto, pues las negociaciones entre Seúl y Washington para actualizar el acuerdo sobre el reparto de gastos de defensa ni siquiera han comenzado. Es más, y como comentaste al inicio, los analistas opinan que al mencionar que ya tiene un pacto con Corea del Sur, lo que pretende Trump es hacer que las negociaciones -a empezar justo mañana viernes 9 de agosto- se desarrollen a favor de Estados Unidos y apoyar al jefe de Pentágono, Mark Esper, que representará a Washington en dichas conversaciones. Al mismo tiempo, podría decirse que otro de sus objetivos es vanagloriarse de sus logros aspirando a una reelección y distraer de paso la atención de los ciudadanos estadounidenses, impactados por un nuevo tiroteo mortal producido en su país.


La lógica que presenta Trump en cuanto a los gastos de defensa es simple, hasta unidimensional...


Ciertamente y según esa lógica, actualmente Estados Unidos sale perdiendo al estacionar sus fuerzas en Corea del Sur para la defensa de su aliado y por ende el Gobierno surcoreano debe encargarse de una mayor parte de los gastos que requieren el mantenimiento y la gestión de las tropas. Incluso alega que Corea es un país rico y que Estados Unidos nada gana invirtiendo millones en el despliegue de sus fuerzas para protegerle. De esta manera, pasa por alto, tanto el trasfondo histórico y las implicaciones estratégicas de la presencia militar estadounidense en la península coreana, como el esquema de reparto de los gastos de defensa combinada.


Sin embargo, en el tuit, el presidente estadounidense no especificó cuánto sería la aportación del Gobierno surcoreano a los gastos de defensa, ¿verdad?


No. Sin embargo, desde ya existen pronósticos que vaticinan con inquietud que Trump podría exigir un aumento astronómico. Incluso algunos medios estimaron inmediatamente después de la visita a Seúl del asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, que Estados Unidos podría pedir a Corea del Sur incrementar su parte hasta 5.000 millones de dólares, unas seis veces más que el aporte que hace en estos momentos. Por supuesto, la opinión de los expertos en el tema es que Washington no será tan irracional como para exigir un aumento así de absurdo; eso sí, prevén que pedirá una suma cuantiosa muy por encima del incremento superior al 8% que se pactó entre 2018 y 2019.


Pero, Corea del Sur no es el único aliado al que presiona Estados Unidos para que pague más para el mantenimiento de sus tropas.


Es verdad. También son presionados Japón y la OTAN. Trump considera que disminuir los gastos de Washington y cubrir lo que hace falta con aportaciones de los países aliados donde Estados Unidos tiene desplegadas sus fuerzas para el bien de esas naciones -según él-, será reconocido como un logro que podría “publicitar” en su campaña electoral por la reelección. En resumen, todo indica que las negociaciones sobre el reparto de gastos de defensa entre Seúl y Washington serán duras.

Contenidos recomendados