Menú principal Ver contenido

La edición 1.400 de la “protesta de los miércoles”

#Noticias Plus l 2019-08-14

Noticias

ⓒYONHAP News

El 14 de agosto, se celebró la edición número 1.400 de la “protesta de los miércoles” en defensa de las víctimas de la esclavitud sexual militar de Japón, una manifestación que impresiona por su duración pero que al mismo tiempo causa tristeza porque mientras el vecino país se niegue a reconocer el daño que cometió en el pasado, no tendrá fin. Entrando en la historia de la “protesta de los miércoles”, ¿cuándo se organizó la primera?


El 8 de enero de 1992, varios meses después de que Kim Hak Sun ofreciera el primer testimonio oficial y público como víctima coreana de la esclavitud sexual militar de Japón en agosto de 1991. Sus declaraciones iniciaron un debate abierto e internacional sobre este asunto. Así, la primera “protesta de los miércoles” se organizó para exigir a Japón que admita los crímenes pasados y se disculpe formalmente con las personas cuyos derechos vulneró, aprovechando la visita a Seúl del entonces primer ministro de ese país, Kiichi Miyazawa.


Fue liderada por el Consejo Coreano para las Vïctimas de la Esclavitud Sexual, que engloba a 36 organizaciones en pro de los derechos de la mujer, ¿verdad?


Efectivamente. En concreto, lo que hicieron fue caminar alrededor de la Embajada de Japón en una protesta pacífica, exhortando al Gobierno japonés, primero, a reconocer que reclutó forzosamente a mujeres de sus colonias para que sirvieran sexualmente a sus soldados, segundo, a ofrecer una disculpa oficial y las indemnizaciones correspondientes, y tercero, a levantar un monumento en homenaje a las víctimas. Posteriormente, la protesta se institucionalizó y desde la séptima edición, participan en ella las propias víctimas de la esclavitud sexual.


La protesta ha sido continúa desde 1992, lo que significa que ya cuenta con una historia de 27 años, ¿no?


Así es, y durante esas casi tres décadas nunca se interrumpió, excepto en 1995 cuando se canceló por el Terremoto de Kobe y en marzo de 2011, cuando la protesta fue reemplazada por una asamblea en homenaje a las víctimas del gran terremoto y tsunami de Tohoku que azotó la región este del archipiélago nipón. 


La “protesta de los miércoles” guarda un profundo significado, no solo porque apoya a las víctimas de la exclavitud sexual militar de Japón, sino porque también ha servido para concienciar a los habitantes del mundo sobre los atroces crímenes cometidos contra la mujer en tiempos de guerra o regiones en conflicto...


Sí, por eso se creó gracias a esa protesta toda una cadena mundial de solidaridad. Permitió por ejemplo, el nacimiento de la Alianza Asiática para la Solución del Problema de las Esclavas Sexuales, además de diversas campañas destinadas a mejorar el nivel de sensibilización de las personas sobre los derechos de la mujer y la violencia sexual en tiempos de guerra. En síntesis, una protesta que parecía irrelevante en un comienzo al iniciarse en Corea, un pequeño país en el Lejano Oriente, dio lugar a un gran movimiento mundial en aras de la paz y la defensa de los derechos humanos.


Lamentablemente y pese a que siguen revelándose documentos relacionados con las atrocidades cometidas por Japón durante la Segunda Guerra Mundial, ese país no parece reflexionar sobre su pasado. ¿O acaso ha habido avances en cuanto al problema de las esclavas sexuales?


Bueno, existe el Discurso de Kono en 1992 y el Discurso de Murayama, emitido el 15 de agosto de 1995, mediante los cuales Japón expresó que lamentaba lo que tuvieron que pasar las esclavas sexuales. Sin embargo, no fue una disculpa oficial. Lo peor es que en años posteriores, aún después de las citadas declaraciones, las autoridades de Tokio siguieron negando esa parte de la historia; y esta situación tristemente impide a los participantes de la “protesta de los miércoles” regresar a sus casas.

Contenidos recomendados