Menú principal Ver contenido

Resurgimiento del sector de construcción naval

#Noticias Plus l 2019-09-09

Noticias

ⓒYONHAP News

Todo indica que el sector de construcción naval de Corea del Sur está saliendo de la llamada “década de crisis” al recuperar los astilleros nacioales el liderazgo en el mercado mundial. Al repecto, informan que en agosto las empresas surcoreanas lograron el mayor volumen de pedidos a nivel mundia por cuarto mes consecutivo y que con ello superaron a las chinas en cuanto a cantidad acumulada de pedidos entre enero y agosto de 2019.


Efectivamente y el aumento de pedidos es gracias a la elevada competitividad que poseen los astilleros de Corea en construcción de embarcaciones con alto valor añadido, como por ejemplo cargueros de gas natural licuado y petroleros de gran tamaño. De hecho, de los 27 contratos de construcción de transportes de gas natural licuado y de los 17 de buques cisterna de gran tamaño que hubo durante los ocho primeros meses de este año 24 y 10 fueron firmados por empresas surcoreanas respectivamente.


Con ello aumentó también el total de volumen construido, ¿verdad?


Sí, un 14% respecto a agosto de 2018 al alcanzar los 6.760.000 CGT o toneladas brutas compensadas. De este modo, es más que claro el contraste con la situación de hace un año, cuando se produjo un abismo de pedidos de barcos cayendo el nivel de volumen construido a las cantidades más bajas de los últimos años. Asimismo, un efecto positivo de la reactivación del sector astillero es la recuperación del empleo, que bien se nota en las contrataciones laborales que en este sector aumentaron entre agosto de 2018 y agosto de 2019 de 105.000 a más de 110.000 empleados mensuales.


El sector naval de Corea del Sur disfruta en estos momentos de un segundo auge gracias a su superioridad en construcción de embarcaciones con alto valor añadido. Pero, también hay quienes analizan que esto no hubiera sido posible a no ser por los esfuerzos que hubo en el país en años recientes para reestructurar y revitalizar esta industria...


Así es. Aquí es importante recordar rque en las postrimerías de la década de 2000, los astilleros surcoreanos se dejaron adelantar por los chinos, al tiempo de enfrentarse a seios retos, como el descenso del precio de los barcos debido a la crisis financiera global. Entoces, comenzó el retroceso del sector nacional de construcción naval a tal punto de sufrir un abismo de pedidos hacia el año 2011. En este contexto fue inevitable el agravamiento del estado financiero de los astilleros nacionales y en 2015 comenzó un proceso de reestructuración a cargo del Gobierno. Un proceso en el que algunas empresas cerraron, mientras que otras fueron sometidas a administración judicial y los gigantes de la industria, como Industrias Pesadas Hyundai y Samsung, se vieron obligados a adoptar fuertes medidas de saneamiento, incluyendo recortos masivos de personal.


Definitivamente fue un proceso difícil para todos. Sin embargo, lo que es patente ahora es que tales esfuerzos dieron resultado, ¿no?


Esa es la conclusión a la que se llega, y lo mejor es que los pronósticos también son optimistas, ya que prevén que la bonanza del sector astillero surcoreano continuará sin ser un fenómeno pasajero, con pedidos de barcos confirmados de Rusia, Qatar y Mozambique.

Contenidos recomendados