Menú principal Ver contenido

‘El teléfono’, de Yeom Sang Seop

#Páginas y Autores l 2019-11-05

Páginas y Autores

ⓒ Getty Images Bank

En las primeras décadas del siglo XX comenzaron a instalarse los primeros teléfonos en las casas privadas y el relato refleja la vida de la clase media de entonces a través de los confilictos maritales que provoca este aparato.



-Oye, era una llamada para ti.

La voz de su mujer denotaba esfuerzos por esconder los contradictorios sentimientos de embarazo, risa y enfado. Evitó mirar a su marido a los ojos para que no pudiera leer su expresión, pero el temblor de sus labios apretados y el brillo burlón de sus ojos la delataron.

-Bueno, alguien llamó por fin. Era lo que deseabas, ¿no? ¿Quién era?

Entonces Lee recordó que le había dado su número de teléfono a Chaehon, su gisaeng favorita, mientras tomaba unos tragos con ella anteanoche.


“나 좀 보세요 지금 전화가 왔에요”


한 마디 톡 쏘고 나서 어색한 빛을 감추랴,

복받쳐오르는 웃음을 참으랴, 성을 내어 보이랴,

꼭 다문 입술이 눈웃음과 함께 쫑긋쫑긋하는 게

주인의 눈에 스치어갔다.


“전화가 왔으면 그런 반가울 데가 있나! 인제는 소원 성취했구려”


젊은 주인은 그저께 밤에 요릿집에서 술을 먹다가

채홍이에게 자랑삼아서 

그 날 저녁때 맨 전화번호를 가르쳐 준 것이 인제야 생각났다.



Entrevista al profesor Bang Min Ho de la Universidad Nacional de Seúl:

El relato describe bien la vida de entonces. Lee es un hombre casado que tiene una amante con quien bebe y se divierte cada tanto. Sin embargo, no se justifica ni trata de ocultarlo cuando su mujer le descubre. Por otro lado, si bien la esposa se muestra algo celosa y enfadada, no monta una terrible escena. Es algo impensable en un matrimonio de hoy, pero en los años 20 se toleraba que los hombres tuvieran amantes y aventuras, y las esposas no podían hacer mucho para evitarlo. El autor satiriza la sociedad de su tiempo a través del teléfono. 



-Estas son las cosas que hacen la vida interesante –dijo su esposa, con una cara de triunfo y felicidad nunca antes vista por él.

-Al final el viejo terminó pagando la provisión de kimchi para Chaehong –comentó adrede Lee.

-¡Ah, entonces fue Kim quien pagó su kimchi de invierno! –dijo su esposa con una sonrisa de alivio. Luego, acercó su cara a la de su marido y le dijo en tono de ruego-: Mi amor, ¿no habría forma de que nos instalaran otro teléfono?

Perplejo por lo que acababa de oír, Lee no pudo hacer más que lanzar una carcajada y quedarse mirando fijamente a su mujer.


“가다간 이런 일두 있어야 살 자미가 있는 거야”


아씨의 신기가 이렇게 좋기란 결혼 이후에 처음일 것이다.


“흥, 그 영감 결국 채홍이에게 김장 해 준 셈이군” 


인제야 안심이 되었다는 듯이 아내는 샐쭉 웃다가

옷도 채 못 벗고 이주사 턱밑에 다가와앉아서 조르듯이 의논을 한다.


“여보, 우리 어떻게 또 전화 하나 맬 수 없소?”


남편은 하 어이가 없어서 웃기만 하며 아내의 얼굴을 빤히 들여다 본다.




Autor:

Yeom Sang Seop nació en Seúl en 1897 y murió en 1963. Debutó como escritor con el cuento ‘La rana en la sala de especímenes’. Sus obras más representativas son las novelas ‘Tres generaciones’ y ‘Dos bancarrotas’.

Contenidos recomendados