Menú principal Ver contenido

Reforma electoral a debate

#Destacados l 2019-11-30

Noticias

ⓒYONHAP News

La enmienda a la Ley de Electoral fue elevada automáticamente el día 27 al pleno de la Asamblea Nacional por la vía rápida legislativa o ‘fast track’, aunque la oposición mantiene el rechazo a usar esa vía para una propuesta de tan amplio calado.

Cabe recordar que la reforma electoral fue designada a trámite por la vía rápida legislativa, sistema que permite que un proyecto de ley relevante sea presentado al pleno parlamentario para su votación aunque no haya consenso en los debates a nivel de comité, transcurrido un plazo de 90 días. Este mecanismo busca evitar debates interminables que frenen la aprobación de proyectos de ley relevantes en el tiempo establecido. Ahora que la ley electoral ya está en el pleno, deberá ser oficialmente presentada a votación en 60 días, según estipula el mecanismo ‘fast track’.

La reforma electoral busca mantener el número de escaños parlamentarios en los actuales 300, aunque cambiará el porcentaje de diputados electos por escrutinio uninominal y plurinominal. En concreto, propone reducir los primeros de 253 a 225 y aumentar los últimos de 47 a 75, para implementar un sistema híbrido mixto, que combine la representación directa con la representación proporcional. Además, la reforma rebaja la edad mínima legal para votar a 18 años. Sin embargo, partidos como el principal opositor Libertad Corea rechazan esos cambios, al considerar que les perjudicarían, pues con el actual sistema tienen casi garantizados los votos en las circunscripciones uninominales de la provincia de Gyeongsang, por ejemplo, considerada uno de los caladeros tradicionales de votantes conservadores.

En todo caso, el oficialismo mantiene firme su postura, al igual que otros partidos que apoyan la reforma electoral, y buscan aprobar este y otros proyectos de ley sometidos a la vía rápida legislativa, como la reforma de la Fiscalía, antes del 10 de diciembre, fecha que marca el fin de las sesiones ordinarias de la Asamblea Nacional.

El problema es que si Libertad Corea insiste en boicotear la votación de la reforma electoral, la aprobación no será fácil, ya que para ratificarla se necesitarán 148 votos a favor, suponiendo que asistan los 295 diputados actualmente en activo. No obstante, desde el punto de vista del oficialista The Minjoo, formación que impulsa más enérgicamente la enmienda, la aprobación no será posible si no cuenta con el apoyo de otros partidos. Actualmente, el partido gobernante posee 129 escaños y para aprobar la reforma electoral le serán imprescindibles los votos del Partido Justicia que tiene seis asientos, los cinco de Democracia y Paz, y los diez escaños del grupo de legisladores que formaron una escisión de este último y que provisionalmente se han denominado como Partido Nueva Alternativa. Con estos votos podría completar el quórum de votación, aunque se ausente Libertad Corea. El problema es que, si bien los citados partidos coinciden con la necesidad de acometer la enmienda a la ley electoral, sus intereses difieren sutilmente del oficialismo, y las negociaciones no son tan favorables como se esperaba, factor que empaña más aún el futuro de la reforma electoral.

Contenidos recomendados