Menú principal Ver contenido

Control estacional del tráfico contra el esmog

#Noticias Plus l 2019-12-02

Noticias

ⓒYONHAP News

Mientras la contaminación atmosférica representa un serio problema en Corea actualmente, máxime de cara al periodo invernal cuando aumentan las partículas en suspensión debido a varios factores, el Ayuntamiento de Seúl ha activado un control estacional de circulación de vehículos. Esta restricción de vehículos en periodo invernal comenzó el domingo 1 de diciembre y continuará hasta fines de marzo. Oficialmente es un sistema que se implementa por primera vez, sin embargo la decisión del Gobierno capitalino de activarlo se basa en los satisfactorios resultados de la fase piloto, ¿verdad?


Así es. En concreto, la Municipalidad realizó en julio un control de vehículos a modo de prueba limitando el uso de coches que emitan más de un cierto nivel de contaminantes en la llamada “zona de transporte verde”, que abarca nada menos que un área de 16,7 kilómetros cuadrados en el centro de la ciudad, por así decirlo, la extensión urbana que comprende el interior de las puertas de la antigua ciudad de Seúl. Esta medida logró resultados tangibles al reducir la contaminación atmosférica con un claro descenso en los niveles de óxidos de nitrógeno y de esmog.


Específicamente, restringirán la circulación de vehículos clasificados como “emisores de contaminantes de quinto grado” según la clasificación medioambiental de coches del Gobierno central, ¿no?


Exacto. El Ayuntamiento estima que en caso de limitar la circulación de esos vehículos, las emisiones de partículas PM 2.5 o de diámetro inferior a 2,5 micras bajarán un 15,6%.


¿También fomentarán el uso de medios de transporte ecológicos?


Eso adelantaron las autoridades municipales. A tal efecto, anunciaron que ampliarán el servicio de bicibletas públicas, al tiempo de operar autobuses proambientales en la zona de transporte verde para evitar al máximo los posibles inconvenientes que la restricción de vehículos pudiera generar entre los ciudadanos. En total, introducirán 27 autobuses de ese tipo en cuatro rutas, para conectar los principales puntos del centro de Seúl, como son la estación central, la sede del Ayuntamiento, la avenida Jongno, el barrio comercial de Myeongdong, el monte Namsan, la Plaza de Diseño de Dongdaemun (DDP) y los palacios reales de la Dinastía Joseon. El pasaje costará 600 wones, la mitad que los autobuses urbanos ordinarios.


Y para 2020 planean implementar medidas adicionales, ¿no es así?


Sí. Por ejemplo, designarán otras áreas de Seúl que concentran gran cantidad de tráfico, como zonas de transporte verde, para ampliar el control de vehículos. Asimismo, mejorarán las infraestructuras de movilidad personal facilitando el uso de medios ecológicos de transporte individual como bicicletas, patinetes eléctricos o los llamados hoverboards, una especie de tabla de dos ruedas autoequilibrada.


Esta medida del Ayuntamiento de Seúl llega en un momento en que la contaminación del aire preocupa cada vez más a la población surcoreana. ¿Hay datos que confirmen la seriedad de este problema?


Lamentablemente sí. Uno de esos informes proviene de la Agencia de Estudios sobre Contaminación Atmosférica Air Visual, que en 2018 analizó el nivel de partículas PM 2.5 en 73 naciones del mundo. Según ese documento, Corea del Sur es el vigésimo séptimo país con mayor volumen de los 73 analizados y el segundo de la OCDE, después de Chile.

Contenidos recomendados