Menú principal Ver contenido

Trump advierte a Corea del Norte

#Noticias Plus l 2019-12-04

Noticias

ⓒYONHAP News

El día 3, en rueda de prensa, el presidente Donald Trump exhibió músculo militar al calificar a Estados Unidos como el país más poderoso del mundo. Aunque dijo que esperaba no tener que recurrir al Ejército, también destacó que no dudaría en usar la fuerza “de ser necesario”. Según los analistas, esa declaración supone un fuerte impacto, al tiempo de elevar la presión, sobre el régimen norcoreano.


Varios analistas lo ven así porque el comentario de Trump llegan justo después de que Washington respondiera con envíos de aviones de reconocimiento a la península coreana, a los reiterados lanzamientos de proyectiles por parte de Corea del Norte. Obviamente, la operación de esos aviones tiene como objetivo monitorear las actividades de Pyongyang y recopilar datos sobre posibles objetivos. Aunque se trata de vuelos de reconocimiento, muchos los ven como advertencia o antesala de un posible ataque militar. Y al aumentar la  tensión, estiman que Corea del Norte podría dar un nuevo giro y realizar concesiones para evitar un catastrófico desenlace.


Muchos afirman que la tensión no conviene ni a Estados Unidos ni a Corea del Norte, pero en especial perjudica a este último. ¿En qué se basa este análisis?


Cabe recordar que Corea del Norte fijó unilateralmente como plazo hasta fin de año para Estados Unidos aportara “nuevas propuestas” al diálogo sobre desnuclearización. Y al aproximarse esa fecha límite, sin haber avances en las negociaciones, el régimen norcoreano ve como el tiempo se agota y necesita dar nuevos pasos


¿Hacia dónde irán o cuáles serían esos “nuevos pasos” de Pyongyang?


A decir verdad, al Norte no le quedan muchas cartas. La única acción que puede tomar es seguir con las provocaciones, lanzando misiles y realizando ensayos nucleares. Pero esa jugada también es muy arriesgada, ya que puede arruinar de una vez por todas sus planes de ser reconocido como estado nuclear y de establecer relaciones diplomáticas con Estados Unidos, para asegurar la estabilidad en su régimen.


¿Y qué impacto podría tener para Estados Unidos un fracaso en las negociaciones nucleares con Corea del Norte?


Aunque no tanto como para el Norte, la situación también desfavorece en gran medida a la Administración de Trump, actualmente envuelto en una difícil coyuntura a nivel nacional. Recordemos que por un lado está inmerso en un proceso de ¨impeachment¨, una investigación para ser destituido como mandatario norteamericano, y aunque no llegue a ese punto, los analistas afirman que las investigaciones podrían ser letales para Trump, quien aspira a un segundo mandato. En este contexto, un posible colapso del diálogo nuclear con Corea del Norte, considerado uno de los logros más importantes de la actual Administración de Trump, podría poner al republicano en serios problemas políticos. Por tanto, Estados Unidos también necesita mostrar avances en la relación con Pyongyang.


Por último, ¿cómo ven los analistas la reciente amenaza de Trump?


El presidente estadounidense ha expresado en numerosas ocasiones que las cumbres entre Washington y Pyongyang evitaron el estallido de una guerra que podría causar la muerte de unos cien millones de personas en el Nordeste de Asia. Si bien se trata de un discurso exagerado, típico del presidente Trump, envía una clara advertencia al Norte. Además, este nuevo tono difiere bastante del empleado en otras recientes declaraciones, donde Trump restaba importancia a los ensayos de misiles norcoreanos, para no provocar a Corea del Norte. Pero esta vez ha reforzado la vigilancia sobre la península coreana enviando aviones de reconocimiento, además de aludir directamente a un posible ¨uso de la fuerza militar¨. En este sentido, algunos analistas opinan que la reciente advertencia de Washington tiene un peso distinto de las anteriores.

Contenidos recomendados