Menú principal Ver contenido

Medidas ante la crisis en Oriente Medio

#Destacados l 2020-01-11

Noticias

ⓒYONHAP News

La Casa Presidencial convocó el día 9 una reunión del Comité Permanente del Consejo de Seguridad Nacional para evaluar la tensión militar entre Estados Unidos e Irán y el subsiguiente aumento de la inseguridad en Oriente Medio, y también revisar el plan de acción de emergencia para proteger a los ciudadanos, empresas y barcos surcoreanos en esa región.

Al respecto, cabe saber que actualmente en Irak residen unos 1.570 surcoreanos, la mayoría empleados de empresas constructoras nacionales que participan en obras de infraestructura en esa nación, unos 290 en Irán, unos 700 en Israel y unos 150 en Líbano. También unos 18.000 ciudadanos se encuentran en Emiratos Árabes Unidos, país al que aludió Irán como ejemplo al amenaza, y del que podrían ser objetivo aquellos estados que secunden a Estados Unidos. Como puede apreciarse, el número de surcoreanos en Oriente Medio no es baladí, máxime incluyendo las tropas que Corea tiene desplegadas allí, como la Unidad Cheonghae en el golfo de Adén, la Unidad Dongmyeong en Líbano y la Unidad Akh en Emiratos Árabes Unidos. Y en caso de desatarse un conflicto a gran escala en esa región, no será tan sencillo evacuar a todas esas personas y proteger su seguridad.

Otro factor de riesgo deriva del suministro de crudo, al depender Corea del Sur en gran medida de las importaciones de petróleo procedentes de Oriente Medio y porque la inseguridad en la zona puede bien repercutir negativamente en los precios internacionales del crudo, llegando a desequilibrar la oferta y la demanda, e impactando directamente a importantes industrias, como refinería, química y aeronáutica. 

Además, para el Gobierno es un dolor de cabeza la petición de Estados Unidos de enviar tropas al estrecho de Ormuz, a la que debería responder considerando la alianza militar entre ambas naciones. Sin embargo, en estos momentos resulta complejo pues Corea del Sur también comparte muchos intereses con Irán.

Afortunadamente, la tensión entre Teherán y Washington parece haber remitido, tras la alocución del presidente estadounidense Donald Trump de que no desea recurrir a la fuerza militar. Sin embargo, el conflicto sigue latente, ya que pese a lo que dijo Trump, Estados Unidos no desistirá en reforzar las sanciones económicas contra Irán, ni tampoco ese país de Oriente Medio renunciará a sus políticas agresivas y de rearme. En consecuencia, los expertos opinen que el Gobierno surcoreano debería prepararse para el peor escenario, aunque por ahora el conflicto entre Estados Unidos e Irán no ha tenido un impacto directo e inmediato sobre el país.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >