Menú principal Ver contenido

Especial mes de la familia - Cuentos populares de Corea: 'Los hermanos sol y luna'

#Páginas y Autores l 2020-05-12

Páginas y Autores

ⓒ Getty Images Bank

Un día una madre salió de madrugada para ir a trabajar a la casa de una familia rica del pueblo que celebraba un banquete. Al caer la tarde, se puso de camino para volver a su casa cargada con una canasta llena de pasteles de arroz. Terminaba de atravesar la primera cuesta cuando se le apareció de la nada un enorme tigre y le impidió el paso.



-¡Ay+h, qué susto! –gritó la pobre mujer.

-Si me das un pastel, no te comeré –le dijo el tigre. 

-Está bien, aquí tienes. En casa me esperan mis hijos, así que déjame ir –dijo la señora y le arrojó un pastel.


“어휴, 호랑이 소리네. 무서워라~ 빨리 가야겠다” (엄마)


“떡 하나 주면 안 잡아먹지~” (호랑이)


“그래그래~ 떡을 줄테니까 나는 보내주려무나~

 집에서 어린 것들이 엄마 오기만을 기다리고 있단다. 

 여기 떡을 줄테니, 얼른 길을 비켜다오” (어머니)



Cuando acabó el pastel le pidió otro, y así sucesivamente. Y cuando se acabaron los pasteles, el tigre devoró a la señora.



-Niños, abrid la puerta, soy mamá. ¿Por qué no abrís? 

¡Soy mamá! ¡Abrid la puerta!

-¡Oh, es mamá! ¡Abramos la puerta! –dijo la niña.

-No, no, espera. Mamá insistió en que no abriéramos la puerta a cualquiera. Además, su voz suena muy extraña. Vamos a espiar por este agujero.... 

¡Qué raro! Lleva la ropa de mamá, pero no parece ella –dijo el hermano.

-Niños, ¿por qué no abrís la puerta? Os he traído ricos pasteles.

-¡Espera! Mamá, muéstranos tus manos por debajo de la puerta.

-¿Pero qué os pasa? ¿Para qué queréis ver mis manos? ¡Aquí las tenéis!

-¿Por qué tienes las manos tan ásperas, mamá? 

-Pues... es que se me hincharon de trabajar todo el día –respondió el tigre.


“얘들아~엄마왔다. 얘들아 뭐해? 엄마 왔다니까~ 어서 문 좀 열어봐” (호랑이)


“어, 엄마 왔나봐. 오빠 빨리 문열어” (여동생)


“잠깐만~ 엄마가 아무나 문열어 주지 말랬잖아~

 그런데, 엄마 목소리가 좀 이상한거 같은데.

 먼저 여기 문구멍으로 좀 내다보자~ ...엄마옷은 맞는데 엄마같지가 않아” (오빠)


“얘들아~ 문 안열고 뭐하니? 엄마가 맛있는 떡 가져왔다” (호랑이)


“잠깐만~

 엄마! 어디 손 좀 안으로 들이밀어 봐” (오빠)


“ 엄마! 왜 이렇게 손이 거칠거칠해?” (여동생)


“뭐? 그 그거야 오늘 하루 종일 일을 했으니까 그렇지” (호랑이)



Los niños salieron corriendo al patio y se subieron a toda prisa a un árbol de pino. Al asomarse al brocal del pozo, el tigre descubrió el reflejo de los niños en la superficie del agua y se dispuso a subir al árbol para devorarlos.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >