Menú principal Ver contenido

Las canciones de pescadores

#Al son de Corea l 2020-05-20

Al son de Corea


El nombre original de la corvina amarilla es “jongeo”, que significa “el último o mejor pez”. Lo llamaban así no solo por su fino y delicioso sabor, sino también porque era la fuente de buenos ingresos para los pescadores. En otros tiempos se pescaban en gran abundancia en el Mar Amarillo. La corvina amarilla pasa el invierno en las aguas cálidas del mar al sur de la península coreana y luego nada hacia el norte cuando llega la primavera, haciendo su aparición en grandes cardúmenes en Yeonggwang, una localidad al suroeste de Corea. Según se cuenta, los lugareños no podían dormir por las noches porque eran ensordecedores los sonidos que emitían las corvinas buscando pareja para aparearse. Luego continuaban su viaje hasta la isla Yeonpyeongdo, en cuyas inmediaciones desovaban. Sin embargo, en la actualidad ha descendido tanto la pesca de la corvina amarilla que se ha convertido en un pescado muy caro y escaso. Como primer tema musical de hoy, les ofreceremos una canción de pescadores de la región noroccidental de la península coreana. Se llama “Sulbi Taryeong” y la cantaban mientras fabricaban las cuerdas que utilizaban en los barcos, al mismo tiempo que expresaban el deseo de tener una pesca abundante: 

“Sulbi Taryeong” – Yoo Ji Suk


Otro pescado que se pesca en gran abundancia en primavera son las anchoas. Por ser muy pequeños, sufren la depredación de peces más grandes, por lo que la especie se protege multiplicándose de un modo impresionante. El desove comienza a principios de la primavera y los huevos solo necesitan de un día o dos para eclosionar. Lo más sorprendente es que una sola anchoa es capaz de poner 5.000 huevos en cada desove. Por esta razón, si los pescadores tenían la suerte de encontrarse con un cardumen de anchoas, en pocas horas podían volver al puerto con las bodegas de carga llenas. Además, salvo en invierno, las anchoas se pescan todo el año, de modo que siempre se dispone de ellos en abundancia. El segundo tema que escucharemos es una canción de pesca de la región meridional que se llama “Canción de la pesca de anchoas”. La canción popular fue arreglada para ser interpretada con el acompañamiento de la cítara gayageum. 

“Canción de la pesca de anchoas con acompañamiento de gayageum” – Park Kwi Hwi y Ahn Suk Sun


Vivir del mar implicaba depender por completo de sus designios. Sin embargo, el mar era impredecible para los pescadores de antaño. En contrapartida, los recompensaba con una pesca abundante si trabajaban duro. En consecuencia, lo único que podían hacer era dar lo mejor de sí en las condiciones que se presentasen. En otros tiempos se describía la isla Jejudo como un lugar donde abundaban tres elementos: vientos, rocas y mujeres. Que hubiera más mujeres que hombres hizo que las mujeres asumieran el rol masculino de ocuparse del mantenimiento de la familia, ya se trabajando en los campos, como buceando en el mar. Eso fortaleció el carácter de las mujeres de la isla e hizo que se enorgullecieran de su condición. Las famosas mujeres buceadoras de Jeju remaban ellas mismas las embarcaciones hasta mar abierto y desde allí se lanzaban al mar para recoger abalones y otros deliciosos mariscos de las profundidades. Naturalmente cantaban canciones de trabajo que amenizaban y aliviaban el esfuerzo. Hoy les ofreceremos la conocida “Canción de las mujeres buceadoras”, que describe sus vidas y sus sentimientos. 

“Canción de las mujeres buceadoras” – Kim Ju Ok y otras

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >