Menú principal Ver contenido

Uso de combustible sólido en cohetes espaciales

#Destacados l 2020-08-01

Noticias

ⓒ KBS

Seúl y Washington reformaron esta semana la normativa de misiles que rige desde 1979 para controlar y limitar el desarrollo balístico de Corea del Sur, abriendo la posibilidad de impulsar vigorosamente la industria espacial. En concreto y según lo divulgado por el subdirector de la Oficina de Seguridad Nacional presidencial, Kim Hyun Chong, las nuevas pautas, en vigor desde el día 28, suprimen la directriz que limitaba el uso de combustible sólido en cohetes espaciales. Se prevé que este cambio contribuirá en gran medida al desarrollo y la producción de vehículos espaciales privados que utilizan ese tipo de fuente energética. 

La revisión afecta a tres tipos de proyectiles: misiles balísticos, misiles crucero para uso militar y cohetes espaciales. Antes de la reforma, dicha normativa restringía el total de energía emitida por motores de cohetes desarrollados en Corea del Sur a un millón de libras por segundo, fuerza que apenas equivale a la quincuagésima o sexagésima parte de la propulsión que un vehículo precisa para llegar al espacio. El cambio más importante es suprimir esa limitación, lo que permitirá a partir de ahora a cualquier particular, empresa o laboratorio investigar, desarrollar, producir y poseer cohetes espaciales con diversos tipos de combustible, desde el convencional hasta combustible sólido o de tipo híbrido. 

La Normativa de Misiles Corea-Estados Unidos fue establecida en 1979 como una batería de medidas para controlar el desarrollo y la producción de misiles balísticos por parte de Corea del Sur. Básicamente, las pautas fueron pactadas para permitir la transferencia de tecnologías misilísticas de Estados Unidos a Corea, pero al mismo tiempo buscaba limitar el desarrollo balístico por parte de Seúl para impedir una desmesurada carrera armamentística en Asia del Este. Con esas normas Corea del Sur empezó a desarrollar misiles balísticos para ojivas de menos de 500 kilogramos y de alcance inferior a 180 kilómetros.

La Normativa de Misiles fue reformada en tres ocasiones -en 2001, 2012 y 2017- a medida que cambiaba el contexto de seguridad mundial, ampliando los límites de alcance hasta 800 kilómetros y suprimiendo totalmente aquellos relacionados con la potencia de las ojivas. La reciente reforma, que sería la cuarta, prepara las bases para un mayor desarrollo balístico y permite reforzar la capacidad de defensa nacional de Corea del Sur. En concreto, se estima que el país podrá depender menos de Estados Unidos en cuanto a inteligencia militar, al aumentar la posibilidad para Corea de poner en órbita por cuenta propia satélites de espionaje mediante cohetes de combustible sólido, un tipo de combustible que facilita el traslado y lanzamiento de misiles y vehículos espaciales.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >