Menú principal Ver contenido

Recetas de temporada: Rábano coreano (무)

#Recetas de temporada l 2020-10-06

Corea a Diario

ⓒ Getty Images Bank

Una de las hortalizas que está en temporada en esta parte del mundo es el rábano coreano, conocido como “mu” en Corea del Sur. Es un ingrediente ampliamente usado en la gastronomía de este país, y en otoño, suele tener un sabor más dulce y jugoso, y una textura crujiente. 

Cabe destacar que el rábano coreano cuenta con múltiples propiedades beneficiosas para la salud. Primero, es un excelente aliado contra la resaca y el malestar digestivo, pues es abundante en la enzima digestiva llamada diastasa. Las fibras vegetales del rábano ayudan a liberar sustancias nocivas, por lo que es bueno consumir jugo de rábano después de beber alcohol o para tratar el dolor estomacal. Pero este efecto se pierde al calentarlo, por lo que es recomendable consumirlo crudo. 

Segundo, puede ayudar a prevenir el cáncer. Contiene mucha lignina, una fibra vegetal que inhibe células cancerígenas. También puede impedir la apoplejía, pues además de ser excelente fuente de vitaminas C, tiene abundantes vitaminas P, que fortalecen los vasos capilares.


ⓒ Getty Images Bank

La receta que compartiremos en esta ocasión es la ensalada de rábano picante o “musaengchae” en coreano. Aquí “mu” alude a rábano, mientras que “saengchae” es el nombre que reciben generalmente las ensaladas elaboradas con verduras crudas sazonadas. Este plato es muy fácil de preparar, y puede ser una excelente guarnición para acompañar al arroz blanco y un sustituto rápido del kimchi. También es un plato clásico que se sirve con “bossam”, esos filetes de cerdo hervido envueltos en hojas de col frescas. 

Los ingredientes necesarios son: 1/2 de rábano, tres cucharas de ají molido, media cuchara de azúcar, una y media de salsa de pescado, media de sal gruesa, una de ajo molido, media de semillas de sésamo, una de vinagre y un poco de cebolletas cortadas.  

Primero, lavamos bien el rábano. No hace falta pelarlo, pero pueden hacerlo si hay muchas impurezas. Ahora, lo cortamos en tiritas delgadas o julianas. Deben hacer el corte primero en rodajas y luego si cortar en tiras, pero si esto les resulta difícil, pueden usar una mandolina. Luego hay que espolvorear la sal gruesa sobre las tiritas de rábano y mezclar bien para que queden cubiertas uniformemente. Las dejamos reposar durante unos 20 minutos hasta que se ablanden un poco. Ahora escurrimos el exceso de líquido y agregamos todos los ingredientes, incluidos la salsa de pescado, el ají molido, el azúcar, las semillas de sésamo, el ajo molido, el vinagre y las cebolletas. Mezclamos todo bien a mano. Servimos en un plato y... ¡A la mesa!

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >