Menú principal Ver contenido

El rey Sejong y su amor por la música

#Al son de Corea l 2020-10-07

Al son de Corea


Este 9 de octubre celebramos el Día del Hangeul, el día de la escritura coreana. Este sistema alfabético fue creado por orden del rey Sejong en 1446. Es la única escritura del mundo de la que se conoce perfectamente cuándo y de qué manera fue creada. Posee una fuerte base científica, puesto que el diseño de las consonantes representan la forma que adopta la lengua y los labios al emitir los sonidos. En el Hunminjeongeum, que es el libro que documenta el proceso de su creación, se explica que el hangeul refleja la filosofía del ying y el yang y de los cinco elementos. El ying y el yang son las energías opuestas que interactúan para crear todas las cosas. El ying es lo negativo, la oscuridad, el frío, la mujer; y el yang lo positivo, la luz, el calor y el hombre. Los cinco elementos que componen el universo son el agua, el fuego, la madera, el metal y la tierra. Los antiguos pensaban que cuando las energías del ying y el yang y los cinco elementos estaban en armonía, el universo se equilibraba y había paz en el mundo. La primera pieza musical que les ofreceremos es “Yeominrak”, que significa “disfrutar con el pueblo” y fue compuesta por el rey Sejong. Hoy la escucharemos en una versión con arreglos:  

“Bosque iluminado por estrellas – Nuevo Yeonminrak” - Han Cheong Eun en las flautas daegeum y sogeum  


Una vez que creó el hangeul, el rey Sejong compuso un poema con la nueva escritura. La llamó “Yongbieocheonga”, que significa “Canción de alabanza al dragón que alza vuelo para gobernar el cielo”. El poema describe cómo los antepasados de la dinastía fundaron el reino de Joseon y manifiesta el deseo de que su gloria perdure a lo largo de las generaciones. Los primeros versos dicen que del mismo modo que un árbol de raíces profundas no es sacudido por los vientos y da abundantes flores y frutos, Joseon también arraigará fuerte y será en un reino próspero y floreciente. “Yongbieocheonga” es un larguísimo poema de 125 capítulos, que inspiró varias piezas musicales, como la canción “Yeominrak” que acabamos de escuchar. Esta canción reúne los primeros cuatro capítulos y el último del poema “Yongbieocheonga”. A continuación escucharemos una parte de la música ceremonial del santuario Jongmyo, que es donde se llevaban a cabo los ritos de veneración a los reyes de la dinastía Joseon. La parte que escucharemos se llama “Jeongdaeeopjigok”, que enzalsa los logros militares de los reyes. Empieza con golpes de tambor, pero luego se oyen los sones majestuosos de la corneta tapyeongso. 

“Jeongdaeeopjigok” - Orquesta de Música Cortesana del Centro Nacional Gugak


Aunque suene increíble, la música ceremonial del santuario Jongmyo también fue compuesta por el rey Sejong. Las crónicas reales dicen que el rey poseía un sorprendente talento musical y que solía componer música marcando el ritmo con un palo que golpeaba contra el suelo. Originalmente se utilizaba música china en los ritos del santuario Jongmyo, pero a Sejong le pareció un contrasentido que se venerara a los antiguos reyes de la dinastía con música extranjera y compuso una música nueva. Lamentablemente no pudo implementarla durante su reinado por la oposición de los ministros. El que la implantó definitivamente fue su hijo, el rey Sejo, que heredó el gusto por la música de su padre. Hoy terminamos con una pieza popular en honor a este rey Sejo, que era muy afecto a la música popular y presidió un concurso de canto en su viaje a Gangwondo. 

“Arirang de Gangwondo” - Yido

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >