Menú principal Ver contenido

La elección de Biden y la península coreana: aspectos económicos

#Destacados l 2020-11-14

Noticias

ⓒKBS News

Son muchas las especulaciones ante la inminente llegada de Joe Biden a la Casa Blanca y la predicción que gana apoyo en estos momentos es que Biden, aún abogando por mantener buenas relaciones con los aliados y por promover el multilateralismo, no se desviará del eslogan “Estados Unidos primero” en el que tanto insistía Trump. Para Corea del Sur podría significar mayores oportunidades, pero también mayor presión. Por sectores, el automotriz, el de semiconductores y el de equipos médico-sanitarios se verán beneficiados, mientras que el constructor tendrá más oportunidades pero también retos al mismo tiempo, y la siderurgia seguirá enfrentándose a las restricciones a la importación de Washington.

La principal diferencia entre las políticas comerciales de Trump y las de Biden es que las primeras tienen como principio rector el unilateralismo, mientras que las últimas se inclinan más hacia el multilateralismo. En este contexto, lo más probable es que la próxima administración de Washington, si bien no deje de priorizar los intereses propios de Estados Unidos por encima del resto, preferirá adoptar métodos que armonicen con un marco comercial multilateral. Factor que tiene como principal ventaja las políticas comerciales de Washington serán más predecibles. No obstante, al prevalecer la máxima “Estados Unidos Primero” en cierta medida implica que la Administración Biden, en vez de seguir los dictados del multilateralismo, tenderá a moldearlos según sus intereses y objetivos, y eso podría plantear grandes retos, sobre todo para economías como la de Corea del Sur, que depende en gran medida del comercio internacional y tiene en Estados Unidos uno de sus principales destinos de exportación. Por ahora es difícil concretar en qué medida la elección de Biden favorecerá a la economía y las industrias de Corea.

Lo que sí puede anticiparse es que Estados Unidos, aún con un nuevo Gobierno, no dejará de presionar a China. Sin embargo, el nivel de presión podría bajar o debilitarse si Washington aplica estrategias en sintonía con los principios multilaterales, aunque modificados en base a sus intereses, y Beijing acepta esos términos. En tal caso, Corea del Sur podría verse beneficiado. Pero si ocurre lo contrario, y además endurecen los estándares comerciales y de inversiones, las dificultades para la economía y el comercio surcoreano serán inevitables.

En este sentido, surge la pregunta de si Biden volverá al TPP, Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, del que Trump anunció la retirada por parte de Estados Unidos. Respecto a este acuerdo, el peor supuesto sería que Biden decida retomarlo con la condición de imponer normas de origen más duras, además de regulaciones más fuertes sobre medio ambiente, inversiones y comercio de coches y productos siderúrgicos, factores que anteriormente motivaron a Trump a abandonar el TPP.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >