Menú principal Ver contenido

La elección de Biden y la península coreana: aspectos políticos

#Destacados l 2020-11-14

Noticias

ⓒYONHAP News

El demócrata Joe Biden ganó las elecciones presidenciales de Estados Unidos y desde ya se anticipan cambios en el panorama de la península coreana, empezando por la aproximación al problema nuclear norcoreano, que probablemente pasará de la diplomacia de cumbres a exigir medidas más reales por parte de Pyongyang. Todo apunta a que la próxima Administración Biden descartará la estrategia de su predecesor, que consistía en llegar primero a un acuerdo al máximo nivel para luego concretar el pacto establecido entre mandatarios mediante reuniones a nivel de trabajo.

Sin embargo, tanto el Gobierno surcoreano como muchos analistas vaticinan que bajo el liderazgo de Biden, aunque no siga el método de Donald Trump,  Washington tampoco volverá a la “paciencia estratégica” de Obama, ya que la situación geopolítica en torno a la península coreana es muy diferente de hace media década. Ahora, Corea del Norte posee una mayor capacidad balística y podría alcanzar territorio estadounidense con sus misiles intercontinentales, según estiman los especialistas. Además, China ha mejorado su estatus internacional, tanto que hasta ha dado lugar al término “G2”, y es ya la potencia más influyente del mundo junto con Estados Unidos.

Lo más probable en este contexto es que Biden adopte un enfoque pragmático e intente lograr avances reales y prácticos para resolver el problema nuclear norcoreano.

En cuanto a relaciones exteriores, se prevé que el Ejecutivo estadounidense cambiará de actitud pero no tanto su postura básica, pues a grandes rasgos mantendrá la estrategia de la Administración Trump de presionar política y comercialmente a China. Incluso algunos pronostican que la presión será mayor. Dicho esto, la gran incógnita será el lugar de Corea en ese escenario, pues Seúl tiende a enfatizar su alianza con Estados Unidos en asuntos de seguridad, pero a estar más cerca de China económicamente. Unos piensan que con Biden, Corea del Sur sentirá menos presión por elegir entre Estados Unidos y China, pues el presidente electo -a diferencia de su predecesor- no se aferra a la lógica de la guerra fría. Sin embargo, otros afirman que Washington ejercerá una presión aún mayor, recordando declaraciones pasadas de Biden, quien claramente instó a los aliados de Estados Unidos a “no poderse del lado de China”.

En todo caso y más allá de las previsiones, el presidente electo de Estados Unidos se muestra en estos momentos dispuesto a estrechar aún más la alianza con Corea del Sur y a reforzar la cooperación bilateral. Así lo dejó entrever la primera conversación telefónica entre Biden y el presidente surcoreano Moon Jae In, donde el primero fue muy explícito al expresar que cooperará en todo lo posible para hallar una solución al asunto nuclear norcoreano, además de enfatizar la firme alianza entre Seúl y Washington, y de referirse a Corea del Sur como eje de la seguridad y estabilidad del Indo-Pacífico.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >