Menú principal Ver contenido

Recetas de temporada: Carite oriental (삼치)

#Recetas de temporada l 2020-11-17

Corea a Diario

ⓒ Getty Images Bank

El pescado azul que más se consume en Corea junto con la caballa es el carite oriental, conocido como “samchi” en coreano. Su aspecto y sabor son similares a los de la caballa, pero a diferencia de que esta última -cuyo mejor momento es verano-, es idóneo para consumir en invierno, entre octubre y febrero. 

Esta especie habita en profundidades de entre 100 y 300 metros y se da normalmente en aguas al oeste y sur de la península coreana, y también en aguas de Japón y Rusia. Crece mucho más rápido que otros peces y en seis meses de eclosión, su longitud alcanza entre 33 y 46 centímetros. A los dos años llega a unos 69 centímetros y con siete años, hasta 103 centímetros. Puede crecer hasta 1,5 metros y a veces se capturan carites orientales de tamaño “súper” que pesan unos 15 kilogramos. Los carites orientales comienzan a desovar dos años después de la eclosión y a los tres años pueden poner más de 850 mil huevos. 

Este pescado tiene múltiples ventajas nutricionales: posee alto contenido de DHA y EPA, que ayudan a reducir la presión arterial y prevenir la arteriosclerosis, así como a mejorar la memoria y promover el desarrollo cerebral. Además, es buena fuente de selenio, eficaz para prevenir el envejecimiento, además de tener vitamina D y calcio.


ⓒ Getty Images Bank

A la hora de comprar el carite oriental, recomiendan comprobar que al presionar con un dedo, la piel regresa a su forma original, y son mejores aquellos con piel brillante y firme. Asimismo, es recomendable consumirlo lo antes posible tras comprarlo, pues su carne es muy blanda y tiende a descomponerse antes que la de otros pescados. Las formas más comunes de consumir el carite oriental en Corea son a la parrilla,  estofado o al vapor, pero también se puede comer crudo. Entre las distintas opciones para disfrutar de este pescado, hoy les invito a probar “samchi gui”, carite oriental a la plancha, que es una de las recetas más populares y sencillas del país. 

Los ingredientes necesarios son: carite oriental, sal, aceite, harina y jugo de limón. Primero, hay que cortar el pescado en trozos de unos 10 centímetros. Luego echamos por encima un poco de sal y un poco de jugo de limón, para eliminar el olor a pescado. También pueden añadir pimienta si les gusta. 

Ahora, eliminamos la humedad con papel de cocina y lo rebozamos en harina. En una sartén, ponemos un poco de aceite y cuando esté caliente, freímos los trozos de carite oriental por unos minutos a fuego lento. El pescado quedará suave por dentro y crujiente por fuera. Lo servimos en un plato y lo disfrutamos con arroz blanco, kimchi y alguna sopa o estofado. 

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >