Menú principal Ver contenido

Recetas de temporada: Caqui seco (곶감)

#Recetas de temporada l 2020-12-08

Corea a Diario

ⓒ Getty Images Bank

Uno de los postres más sabrosos y nutritivos que se disfruta en Corea durante la temporada invernal es “gotgam” o caquis secos. 

La ciudad de Sangju, al sureste del país, es el mayor productor de esta fruta en Corea, y en otoño es frecuente ver a los agricultores ensartar varios caquis pelados y colgarlos para que se sequen, hasta convertirse en gotgam endulzados, ideales para disfrutar en invierno. Son un popular regalo en Año Nuevo Lunar, y también desde hace muchos años son considerados un alimento esencial en la mesa ritual de ofrenda a los antepasados. Este manjar es tan apreciado por los coreanos, que hasta hay un cuento infantil folclórico que habla de un bebé que lloraba sin parar, aunque su madre le decía que vendría el tigre si seguía llorando… pero dejó de llorar cuando prometió darle un caqui seco. 

Si bien es fácil encontrarlos en los supermercados de Corea, algunos optan por secar los caquis en casa. Primero hay que pelar las frutas y luego colgarlas en lugar con sol y aireado durante varias semanas. Cuando estén listos, la capa exterior se recubre del polvillo blanco natural de la glucosa, como si estuviera cubierta de azúcar glas. La verdad es que prepararlos en casa resulta bastante laborioso, pero merece la pena, pues además de ser deliciosa su textura de gelatina, aportan múltiples beneficios para la salud. 

De hecho, los caquis secos ayudan a combatir el envejecimiento y protegen la piel. Además, contienen gran cantidad de minerales como magnesio y calcio, que fortalecen la inmunidad. 


ⓒ Getty Images Bank

Los caquis secos se pueden consumir tal cual, pero también son buenos ingredientes para elaborar gran variedad de postres. La receta que les presentaremos en esta ocasión es  “gotgam hodumalyi” o rollo de caquis secos con nueces. Es muy fácil y sencilla de preparar, así que les invitamos a probarla. 

Ingredientes necesarios: cinco caquis secos, unas cinco nueces y nada más. Primero, cortamos las nueces por la mitad, las dejamos un rato en remojo en agua caliente y pelamos la cáscara. Luego, hay que quitar el rabillo a los caquis secos. Los cortamos longitudinalmente por la mitad y los desplegamos bien. Ponemos las dos mitades de una nuez en el caqui abierto y lo enrollamos fuertemente. Los envolemos en celofán y los dejamos en el congelador entre 40 y 60 minutos. Ahora, los sacamos del frigorífico, los cortamos en trozos de un centímetro aproximadamente y... ¡Ya está! Los servimos en un plato y podemos disfrutarlos con té o café. 

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >