Menú principal Ver contenido
Go Top

Recetas de temporada: Cheonggukjang (청국장)

#Recetas de temporada l 2021-04-06

Corea a Diario

ⓒ Getty Images Bank

La primavera ya llegó a Corea elevando la fatiga corporal por la subida de las temperaturas y el aumento de horas de sol. Para combatir la astenia primaveral es importante comer alimentos saludables que aporten energía. A propósito, hoy les invitamos a conocer un manjar típico coreano ideal para consumir en esta época del año, pues cuenta con muchas propiedades beneficiosas para la salud. Me refiero a cheonggukjang, un tipo de pasta de soja fermentada. Los coreanos lo consideran un superalimento, pues ayuda a prevenir el cáncer, la demencia senil y enfermedades cardiovasculares. También puede ser efectivo para controlar la presión arterial al rebajar el colesterol malo y mejorar la función hepática y digestiva. Debido a su fuerte olor no es un alimento que guste a todos, pero su popularidad ha aumentado los últimos años al darse a conocer que puede ayudar a perder peso y retrasar el envejecimiento. 

El origen de este alimento tradicional de Corea se remonta a la dinastía de Goguryeo. La gente de esa época se desplazaba a caballo en las grandes distancias y llevaban frijoles hervidos bajo la silla de montar para comerlos durante el viaje. Entonces, la soja se fermentaba naturalmente por la temperatura corporal del animal, que oscila entre 37 y 40 grados. Y precisamente este alimento se considera el origen de cheonggukjang. 


ⓒ Getty Images Bank

En Corea se puede comprar fácilmente Cheonggukjang en supermercados, pero también se puede elaborar en casa, aunque no es una tarea tan sencilla. Para aquellos que tengan curiosidad, les invitamos a conocer su receta. 

Los ingredientes necesarios son: 10 vasos de soja, 15 de agua, dos cucharadas de jengibre molido, dos de ajo molido, un vaso de ají molido y dos vasos de sal. 

Primero, dejamos remojar la soja en agua y desechamos lo que flote en la parte superior. Lavamos bien la soja y la dejamos en remojo durante medio día o más. Luego, en una olla grande ponemos agua a hervir con la soja. Al hervir, removemos con una cuchara de vez en cuando para que no se queme. 

Cuando la soja esté lo suficientemente cocida como para triturarla fácilmente, apagamos el fuego y escurrimos el agua. Ahora, cubrimos un colador grande con pajas de arroz limpias y echamos encima la soja cocida. No hay que poner toda la soja, sino colocar una cantidad suficiente para cubrir el colador y luego, agregamos encima otra capa. Colocamos de nuevo la soja encima y las pajas alternativamente. Cubrimos la parte superior con un paño limpio y envolvemos todo con una manta o tela grande. Lo dejamos en un lugar cálido, a temperatura de entre 40 y 45 grados. 

Al pasar unos dos o tres días verán que la soja hervida adquiere consistencia pegajosa, y al cogerla con una cuchara comenzarán a formarse unos hilos pegajosos. Con esa cuchara, mezclamos la soja de la parte superior con la de inferior para que la fermentación sea uniforme y lo dejamos un día más. Ahora ponemos la soja en un mortero y la trituramos, pero no toda, sino solo la mitad de la soja. Agregamos jengibre molido, ají molido, ajo molido y sal. ¡Y ya está! Servimos la soja trituradas en un recipiente, lo tapamos bien y lo guardamos en el refrigerador o en un lugar fresco. La forma más común de disfrutar de cheonggukjang es tomarlo en guiso con diversas verduras, como cebolla y calabacín, y tofu. 

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >