Menú principal Ver contenido
Go Top

‘Aunque planté árboles en flor’, de Lee Tae Jun

#Páginas y Autores l 2021-04-27

Páginas y Autores

ⓒ Getty Images Bank

-Deja de mirar atrás. Hay que seguir caminando ahora que sopla menos viento... – dijo Bang a su esposa, girándose hacia ella.

Su voz sonaba relajada, pero sus ojos estaban llenos de lágrimas. Una vez cruzaran la colina, no podrían volver a divisar la aldea. Solo de pensarlo, los pies le pesaban como el plomo.

Cuando llegó a la cima, se giró de nuevo para ver por última vez la aldea.


“자꾸 돌아봔 뭘해? 어서 바람을 졌을 때 휑하니 걸어야지....”


아내를 돌아보는 그도 말소리는 천연스러우나

눈에는 눈물이 다시 핑그르 돌았다.


이 고갯마루만 넘어서면 저 동리는 다시 보려야 안 보이려니 생각할 때

발도 천근이나 무거워지는 것 같았다.


그는 고개 마루턱에 올라서더니 질빵을 치키며

다시 한 번 돌아서서 동네를 바라보았다.



Entrevista al profesor de literatura coreana Bang Min Ho de la Universidad Nacional de Seúl:

La historia fue publicada unos veinte años después de que Japón anexara Corea a sus dominios en 1910. ¿Qué ocurrió durante ese tiempo? Los japoneses se apropiaron de las tierras e impusieron un altísimo precio de alquiler a los aparceros que las trabajaban, y las antiguas comunidades rurales se transformaron en explotaciones capitalistas de los terratenientes japoneses. Los campesinos, endeudados y empobrecidos, no tuvieron más remedio que abandonar sus terruños. Los cerezos o “sakura” que las autoridades ordenan plantar son la flor nacional de Japón y simbolizan el expolio y avasallamiento de los japoneses en Corea. 



La zona, que solía ser un ejemplo de aldea rural, se estaba convirtiendo en un pueblo fantasma. Los del condado decidieron hacer algo al respecto, por lo que enviaron doscientos “sakura”, árboles de cerezo, a la aldea la primavera anterior. Cada hogar recibió dos árboles y los restantes fueron plantados a los lados del camino y en la colina. Los funcionarios buscaban que al ver los árboles con tantas flores, el amor por su terruño aumentara entre los rústicos aldeanos y no abandonaran la aldea.

La mayoría de los cerezos sobrevivieron. Los que plantó Bang, uno en el patio delantero de la casa y otro en la ladera del monte, crecieron altos y frondosos. Los funcionarios del condado que inspeccionaron la zona previeron que el año siguiente los árboles florecerían sin problemas.

Sin embargo, la gente seguía dejando la aldea.


지난 봄에는 군으로부터 

이 동리에 사꾸라나무 이백여 주가 나왔다.

집집마다 두 나무씩 나눠주고 

길에도 심고 언덕에도 심어주었다.


그래서 그 사쿠라나무들이, 꽃이 구름처럼 피면

무지한 이 동리 사람들이라도

자기 동리를 사랑하는 마음이 깊어져서 

함부로 타관으로 떠나가지 않으리라 생각했던 것이다.


사쿠라나무들은 몇 나무 죽지 않고 모두 잘 살아났다.

방서방네가 심은 것도 앞마당엣 것, 뒷동산엣 것 모두 싱싱하게 잘 자랐다.

군에서 나와 보고 내년이면 모두 꽃이 피리라 했다.


그러나 떠날 사람들은 자꾸 떠나고야 말았다.




Autor:

Lee Tae Jun nació en 1904 en Cheorwon, pero se desconoce el año y lugar exactos de su muerte. Fue vicepresidente de la Federación de Literatos de Joseon. Marchó a Corea del Norte en 1946, antes de la Guerra de Corea.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >