Menú principal Ver contenido
Go Top

Recetas de temporada: Alforfón (메밀)

#Recetas de temporada l 2021-07-20

Corea a Diario

ⓒ Getty Images Bank

En verano, el calor nos lleva a preferir alimentos fríos y refrescantes que ayuden a regular nuestra temperatura. A propósito, uno de platos más buscados por los coreanos durante la temporada estival son fideos fríos de trigo sarraceno, conocidos como “maemil makguksu”. Les cuento que el ingrediente principal de este popular manjar coreano, el trigo sarraceno -también conocido como alforfón-, se cultiva principalmente al norte de Corea, siendo Bongpyeong, en la provincia de Gangwon, el lugar más reconocido por producir este pseudocereal de mejor calidad del país, tanto que cada otoño celebran un festival anual en su honor. 

Para disfrutarlo como fideos, generalmente se mezcla con harina para facilitar el proceso de cocción y darle una textura más atractiva y suave. Pero también hay fideos elaborados con alforfón al cien por cien, que son mucho más saludables y poseen un aroma fuerte a nuez y una textura más áspera. 

El trigo sarraceno no solo es sabroso sino también aporta múltiples beneficios para la salud. Primero, ayuda con las funciones de desintoxicación del hígado, al facilitar la descarga de desechos corporales acumulados en él. Además, este alimento puede estimular la eliminación de residuos tanto renal como intestinal, reducir el nivel de colesterol malo en sangre y prevenir el endurecimiento de las arterias. También es bueno para tratar irritaciones en la piel, incluidos furúnculos. 


ⓒ Getty Images Bank

El trigo sarraceno es un ingrediente muy popular y apreciado en la cocina coreana, y se encuentra en gran variedad de recetas. Además de los fideos de alforfón, uno de los platos coreanos más populares que se elabora con este manjar es “maemilmuk”, una sabrosa gelatina que se consume como guarnición o se usa como ingrediente para sopas frías. Su receta es bastante sencilla y les invitamos a probarla. 

Los ingredientes necesarios son: harina de alforfón, agua, sal y nada más. Primero, en un bol, añadimos tres vasos de harina de alforfón y doce vasos de agua, y lo mezclamos bien hasta que la harina quede disuelta por completo y tengamos un engrudo uniforme. Ahora, en una olla grande, vertemos la mezcla y lo hervimos a fuego medio. No hay que olvidar remover con un cucharón sin parar, pues de no hacerlo se endurecerá rápidamente. Agregamos sal al gusto y cuando la mezcla espese, bajamos el fuego, y removemos durante unos 15 minutos más. 

Ahora, apagamos el fuego y vertemos la mezcla en un recipiente hondo de vidrio. Lo dejamos reposar hasta que esté a temperatura ambiente y refrigeramos un par de horas hasta que cuaje y tenga consistencia parecida a la gelatina. 

¡Y ya está! Cortamos cuidadosamente en pequeños trozos de unos dos centímetros de espesor y lo disfrutamos acompañado de salsa de soja y semillas de sésamo, o kimchi. 

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >