Menú principal Ver contenido
Go Top

Impacto de la crisis energética de China

#Economía Hoy l 2021-10-04

Economía Hoy

ⓒ YONHAP News

En las últimas semanas, la atención internacional estaba centrada en el conglomerado chino Evergrande, pero el verdadero problema de la economía china parece asomarse de la creciente escasez de energía que atraviesa el país, ya que amenaza con mermar su tasa de crecimiento e impactar en la economía mundial. Los problemas de suministro de electricidad en China han generado turbulencias no solo en la economía, sino también en la sociedad, por cortes de energía y cierre temporales de fábricas. La crisis energética se debe a múltiples factores, como la escasez de suministros de carbón, auge de la actividad industrial y a sus compromisos medioambientales por reducir las emisiones de carbono, limitando el consumo de energía. Al respecto, la segunda economía mundial prometió neutralidad de carbono para 2060, al tiempo de lograr un cielo azul y libre de contaminación de cara a los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022. Los expertos estiman que el empeoramiento de la crisis de energía en China puede generar consecuencias más graves que los problemas de solvencia de la inmobiliaria Evergrande. Este escenario ha llevado a algunos economistas a rebajar las expectativas de crecimiento de China, que para este año se situaban entre un 7 y un 8 por ciento, pero que a raíz de la crisis de energía ubican entre un 6 y un 7 por ciento. Los problemas de suministro de electricidad del gigante asiático amenazan con generar altibajos en las cadenas de suministro y avivar la inflación mundial. Las interrupciones en la cadena de suministro global causadas por la pandemia del coronavirus han hecho visible que un producto no se puede fabricar si faltan componentes, y más ahora que cada vez requieren de más piezas para su producción. Así las cosas, los problemas energéticos en China pasarán factura al PIB del país, al tiempo de generar retrasos en la producción global. La falta de suministros y demoras, pueden impulsar la inflación mundial en tiempos que los mercados tienen excedente de liquidez por los estímulos económicos de los gobiernos para paliar la crisis sanitaria. El peor escenario es una estanflación, donde los precios suben pero el crecimiento económico se detiene. 


La economía coreana posee una fuerte dependencia comercial con China y el tipo de cambio de divisas tiende a moverse de manera alineada con la del gigante asiático. También preocupa que entre el 60 y 70 por ciento del total de las exportaciones coreanas hacia el mercado chino son bienes intermedios que son posteriormente ensamblados. De ahí que los exportadores coreanos pueden sufrir un fuerte golpe al debilitarse la producción industrial de China, a raíz de los cortes de energía. Los expertos urgen a tomar medidas adecuadas, tales como diversificar la cadena de suministros y reducir la dependencia externa en sectores económicos clave. 

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >