Menú principal Ver contenido
Go Top

Crisis de urea

#Destacados l 2021-11-13

Noticias

ⓒYONHAP News

Actualmente, Corea sufre severa escasez de soluciones acuosas de urea, que afecta no solo a la cadena nacional de distribución, sino también a la producción industrial, al consumo y a los precios, amenazando la recuperación de la economía surcoreana.

La escasez es tal que muchos la describen como una “crisis de urea”, cuya causa son las restricciones adoptadas por el Gobierno chino para limitar las exportaciones de 29 fertilizantes y otros compuestos químicos, incluida la urea, ante el alza de precios de las principales materias primas, que han batido récords este año por una mayor demanda del exterior, una menor producción nacional y los altos costes de la energía.

Concretamente, la producción de urea en China mermó notablemente por la falta de carbón, ocasionada por las políticas energéticas que sus autoridades impulsan a favor de un menor uso de dicho mineral de cara a los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022. Además, el gigante asiático bloqueó las importaciones de carbón procedentes de Australia por las fricciones comerciales que protagoniza con ese país de Oceanía, medidas que también provocaron los recientes apagones y la crisis energética actual en China.

Ahora, las repercusiones son palpables igualmente en Corea del Sur, resultando en el agotamiento de soluciones de urea, un ingrediente para elaborar fluidos de escape de diésel, que a su vez es un componente indispensable en el sistema de reducción catalítica selectiva de óxidos de nitrógeno, un sistema cuya instalación en vehículos diésel es obligatoria actualmente en Corea, según la normativa en vigencia.

Dicho esto, el problema está en que de los aproximadamente 3,3 millones de camiones de carga diésel que circulan en el país, un 60% cuenta con dicho sistema, mientras que de los 50.000 autobuses urbanos que circulan nivel nacional, unos 20.000 también lo tienen instalado. Pero si esos vehículos se detienen, habrá una crisis tanto en el sistema de transporte como en la red nacional de distribución. Sobre todo la paralización del transporte de carga puede hasta perjudicar algunos de los sectores más importantes de Corea del Sur, como la siderurgia y la industria automotriz, e incluso dificultar la operativa de hoteles y restaurantes, así como de ventas al por menor y al por mayor, al complicarse el traslado de alimentos y otras mercancías.

Finalmente, es posible que todo esto genere un aumento de los costes logísticos y la subsiguiente subida de los precios al consumidor.

En todo caso, el impacto es de momento limitado, aunque los riesgos de que la situación vaya a peor persisten. Y es por eso que las autoridades ya han adoptado varias medidas para superar esta crisis, como diversificar las importaciones de urea y realizar un control más exhaustivo sobre la venta de soluciones de urea y de las tentativas de los distribuidores de dicho componente para monopolizar la oferta.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >