Menú principal Ver contenido
Go Top

Canciones sobre la espera

#Al son de Corea l 2021-11-17

Al son de Corea

Canciones sobre la espera

El gagok es un poema lírico que se canta con el acompañamiento de una orquesta de instrumentos de cuerdas y viento. Las piezas de gagok se caracterizan por ser muy lentas, pues las sílabas del poema se estiran indefinidamente, de modo que es prácticamente imposible de entender la letra. De todas maneras, es una experiencia inolvidable escuchar un gagok cantado por una voz femenina por la manera especial en que el canto se acopla a los instrumentos musicales. Algunas piezas de gagok llevan en su título la sílaba “pyeon”, como “pyeonsudaeyeop” o “pyeonrak”. En ese caso, son piezas más rápidas y alegres que otras piezas de gagok, y por ende, más fáciles de disfrutar para el público moderno. Para empezar, les presento una pieza de este tipo que se llama “Daeinnan”, que habla de lo difícil que es esperar a alguien. La letra de este gagok describe lo interminable que es esperar al amado y lo maravilloso que es cuando finalmente se consuma el encuentro. 

“Daeinnan” - Park Min Hee


Existen otras canciones que hablan sobre lo difícil que es esperar al ser amado. Una de ellas es un fragmento del pansori “La canción de Chunhyangga”, que habla de la impaciencia con que Chunhyang espera el regreso de su amado Mongnyong. Cuando al principio este le contó que debía ir a Hanyang a dar el examen para ser funcionario de gobierno, Chunhyang le rogó que la llevase con él. Sin embargo, Mongnyong era un joven soltero y no podía viajar hasta la capital del reino acompañado por la hija de una cortesana o gisaeng, así que ella tuvo que quedarse sola en Namwon. Durante la interminable espera, Chunhyang no solo se arrepiente de no haber acompañado a su amado, sino que comienza a dudar de Mongnyong y se pregunta si no será que la ha olvidado y que no piensa regresar a buscarla. Este fragmento del pansori se titula “Debería haber ido” y los primeros versos dicen así: “Debería haber ido, debería haberme ido con mi amado. / Debería haber ido sin importar lo largo que fuera el camino. / Sin importar lo altas y escarpadas que fueran las montañas...”. 

“La canción del adiós” - Kim Jun Su y Segunda Luna


A fines del perído Joseon vivió una poetisa llamada Lee Ok Bong. En ese entonces la costumbre dictaba que los padres eligieran al esposo de su hija, pero Lee Ok Bong se marchó sola a Hanyang, hoy Seúl, a vivir una vida independiente. Allí se enamoró de un hombre, pero como ya estaba casado, se convirtió en su concubina. Un día, a pedido de una vecina que era su amiga, escribió una petición pidiendo clemencia para el marido de la vecina, que había sido arrestado por falsos cargos. La petición logró liberar al marido de su vecina, pero Lee Ok Bong fue acusada de interferir en los asuntos de gobierno. Eso enojó a su amante, que la echó de la casa. Sin embargo, ella no lo culpó. Por el contrario, no perdió la esperanza de que él la perdonara y escribió un poema titultado “Espíritu del sueño”, que comienza así: “Espero que te encuentres bien. / Mi tristeza es tan intensa como la luz de la luna que entra por la ventana./ Si mi espíritu dejara huellas de su deambular por los sueños, / el camino de piedras de nuestra casa se habría convertido en arena”. Este conmovedor poema se convirtió en la letra de “Susimga”, que es una conocida canción miscelánea de la región noroccidental de la península coreana. 

“Susimga” - Kim Moo Bin 

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >