Menú principal Ver contenido
Go Top

30° aniversario de la “protesta de los miércoles”

#Destacados l 2022-01-08

Noticias

ⓒYONHAP News

La “protesta de los miércoles” contra la explotación sexual perpetrada por el Ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial, que urge a Tokio a ofrecer una disculpa oficial a las víctimas y una debida indemnización, cumplió treinta años el 8 de diciembre. Dicha actividad se convirtió en la protesta más longeva del mundo sobre un mismo tema ya en 2002, al celebrar su edición número 500. Desde entonces sigue batiendo récords semana tras semana, aunque Japón insiste en negar sus crímenes del pasado.


La “protesta de los miércoles”, como bien indica su nombre, se organiza el miércoles de cada semana. Comenzó el 8 de enero de 1992, cuando visitó Corea del Sur el entonces primer ministro japonés Kiichi Miyazawa, pero un catalizador decisivo fue el testimonio Kim Hak Sun, la primera víctima que denunció públicamente la esclavitud sexual por la que Japón sometió a mujeres de sus colonias en tiempo de guerra. Kim Hak Sun ofreció su declaración el 14 de agosto de 1991, sacando a la superficie una historia que pudo haber quedado enterrada tras el fin de la Segunda Guerra Mundial y la derrota de Japón, y también mostró la pisoteada vida de las víctimas. Por ello, desde 2012 el 14 de agosto se conmemora como Día Mundial de las Víctimas de la Esclavitud Sexual.


Los participantes de la “protesta de los miércoles” exigen a Japón reconocer los crímenes incurridos sobre explotación sexual; realizar investigaciones para aclarar la verdad al respecto, y ofrecer tanto una disculpa oficial como la correspondiente indemnización a las víctimas. Por otra parte, solicitan incluir los datos de la esclavitud sexual en los textos escolares de historia; erigir monumentos en homenaje a las víctimas y crear salas donde se expongan los hechos, además de sancionar a los responsables.


Desde julio de 1937, cuando Japón estaba en guerra contra China, Tokio movilizó forzosamente a mujeres de sus colonias a las que esclavizó sexualmente para, según sus expresiones, consolar a sus soldados en los campos de batalla. Tan nefasta práctica continuó hasta finalizar la Segunda Guerra Mundial, en agosto de 1945. Pero de entre todas las víctimas, el grupo más numeroso fue de mujeres coreanas, aunque también sufrieron dicho calvario mujeres de otras naciones asiáticas, como China y Taiwán, y hasta de algunos países europeos.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >