Menú principal Ver contenido
Go Top

Sin mascarilla en exteriores

#Destacados l 2022-05-07

Noticias

ⓒ YONHAP News

El Gobierno decidió el día 2 suprimir la obligatoriedad de llevar mascarilla al aire libre, aunque sigue vigente su uso en espacios cerrados. La medida genera expectativas ante un retorno a la normalidad, pero también preocupación por el impacto negativo en las medidas sanitarias contra el COVID-19.


El Gobierno considera que hay escasas posibilidades de repuntes por el momento, pues el riesgo de transmisión al aire libre es muy bajo, mientras que el sector médico expresa preocupación por la desaceleración en la remisión de contagios o la preferencia de no usar mascarillas en interiores.


No obstante, el uso de mascarilla seguirá siendo obligatorio en algunos casos especiales de elevada de entidad de personas, como manifestaciones, reuniones, actuaciones o eventos deportivos con más de 50 personas o más, donde el virus podría propagarse a través de cánticos o gritos. También se recomienda su uso en exteriores entre personas de alto riesgo, incluyendo aquellos con síntomas sospechosos de COVID-19 o entre personas no vacunadas.


Aunque han mantenido algunas restricciones, de hecho, la obligatoriedad de usar  mascarilla al aire libre ha desaparecido por completo. Para suprimir su uso en exteriores, el Gobierno aludió a la disminución paulatina de los contagios de coronavirus durante las últimas seis semanas y a la elevada inmunidad de la población – ya sea por vacunas o por contagio previo. Además, estima que no usar mascarilla al aire libre no tendrá un notable efecto ante posibles contagios, pues diversas investigaciones afirman que el riesgo de transmisión en interior es 18,7 veces mayor que en exteriores


Sin embargo, las preocupaciones no son infundadas. A pesar de que el número de contagios está en declive, que el promedio diario de casos siga en torno a 50.000 no puede ser considerado como un dato menor, bajo ningún concepto. Y a muchos les preocupa que quitarse la mascarilla al aire libre puede acelerar la propagación del virus, considerando que hay una elevada cifra de contagios no detectados que realizan actividades diarias sin control ni aislamiento.


Además, preocupa especialmente la recurrencia de otras olas o posibles pandemias de nuevas variantes. Algunos expertos lamentan que la medida haya sido un poco precipitada y enfatizan que, una vez que la gente se acostumbre de nuevo a no usar mascarilla, será difícil volverles a pedir que la lleven hasta que se presenta una “situación impactante”.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >