Menú principal Ver contenido
Go Top

Reunión de cancilleres Corea-Japón

#Destacados l 2022-07-23

Noticias

ⓒYONHAP News

El ministro de Exteriores Park Jin se reunió el día 18 con su homólogo japonés, Yoshiyama Hayashi. Ambos cancilleres conversaron sobre temas de interés común, incluyendo el asunto de mayor controversia entre Corea y Japón: la indemnización a las víctimas de explotación laboral cometida por firmas niponas durante el colonialismo. Al respecto, la cancillería surcoreana comentó que la convocatoria de la reunión en sí fue significativa, pues implica reanudar los contactos de alto nivel entre las autoridades diplomáticas de Seúl y Tokio.

El encuentro tuvo lugar cuatro años y siete meses después del anterior, organizado en diciembre de 2017. Los cancilleres hablaron de reanudar el acuerdo GSOMIA sobre intercambio de secretos militares, de las restricciones del Gobierno japonés a las exportaciones hacia Corea del Sur, de reforzar la cooperación bilateral para la paz regional y mundial, y de las medidas contra la amenaza nuclear norcoreana. Y en paralelo a estos asuntos, Park y Hayashi debatieron sobre el problema de la indemnización a las víctimas de la explotación laboral, mientras que las firmas niponas demandadas siguen sin cumplir el dictamen emitido por el Tribunal Supremo surcoreano, y para vender los activos incautados en Corea a dichas empresas para hacer frente a la indemnización, según marca la ley. 

El ministro surcoreano, por su parte, presentó los esfuerzos de Seúl para solucionar dicho asunto antes de completar la venta de activos incautados, entre los que se incluye la creación de un comité consultivo público-privado. 

La indemnización a las víctimas de movilización forzosa y explotación de trabajadores en la era colonial es un tema muy susceptible, y actualmente es el más controvertido de los puntos pendientes de la agenda político-diplomática entre Corea y Japón. Por eso mismo su solución parece determinante para romper el actual hielo entre Seúl y Tokio. No obstante, la situación es complicada, pues las empresas demandadas - Nippon Steel y Mitsubishi- se niegan a cumplir el dictamen del Tribunal Supremo surcoreano y la venta de activos incautados parece inminente. Si finalmente se concretara sin una conciliación previa de las partes, eso empeoraría de modo irreversible las relaciones entre ambos países. 

En todo caso, el Ministerio de Exteriores surcoreano considera relevante que Seúl y Tokio retomen el contacto y muestren voluntad de sintonizar sobre temas de interés común, aunque queda un largo camino por delante.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >